10 de diciembre de 2018 01:02 AM
Imprimir

Afirman que se va normalizando un sistema de la AFIP que trabó la cosecha de trigo

Luego de los problemas que denunciaron decenas de productores para obtener cartas de porte en plena cosecha de trigo, debido a problemas con el nuevo Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), la situación comenzó a normalizarse en las últimas horas. El SISA, que está en línea con una promesa del Gobierno para el campo de […]

Luego de los problemas que denunciaron decenas de productores para obtener cartas de porte en plena cosecha de trigo, debido a problemas con el nuevo Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), la situación comenzó a normalizarse en las últimas horas.

El SISA, que está en línea con una promesa del Gobierno para el campo de simplificar los trámites para el sector, unificó cuatro registros. Se trata del Registro Fiscal de Operaciones de Granos (RFOG); el Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas (TIRE); el Renspa y el Padrón de Productores de Granos Monotributistas. Además, estableció un scoring en función del cumplimiento fiscal, dividiendo el riesgo del productor en bajo, medio y alto. Permite en relación con esto menos retenciones de IVA y Ganancias.

Como con el SISA, que entró en vigor el 1° del actual, se realizó la migración de una gran cantidad de información, cuando los productores fueron a pedir las cartas de porte se encontraron con que no podían obtenerlas porque o no aparecían registrados como operadores de granos o estaban dados de baja por un error en el sistema.

Las quejas, como reflejó LA NACION ayer, se dieron en varias regiones del país. Hubo productores que, sin cartas de portes, tuvieron que embolsar de manera forzada parte de la producción. A otros, en tanto, se les plantearon inconvenientes para el cumplimiento de contratos pautados por la entrega de la mercadería.

A última hora del día, varios productores fueron reportando que pudieron obtener finalmente sus cartas de porte.

“En los que tenían problemas se fue solucionando”, dijeron fuentes oficiales consultadas que monitorean la situación en plena cosecha. Agregó: “Estamos atentos si se presentan (inconvenientes)”. En rigor, puede haber productores que todavía no iniciaron la cosecha y no reportan problemas.

“Hicimos una migración de datos enorme. La carta se tiene que dar independientemente del scoring. La carta se da en función de la capacidad productiva de lo que cultivaste, salvo que la capacidad productiva no tenga relación”, señaló la fuente oficial.

El sistema, que el secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el jefe de la AFIP, Leandro Cuccioli, presentaron en mayo pasado, bajó de siete a dos las declaraciones juradas. Entre los puntos que se simplificaron, ya no se solicita lo cosechado sino solo la superficie sembrada. Ya no requiere, en tanto, informar cuántos silobolsas se tienen en el campo.

Además de ser 100% digital, implica un beneficio financiero por buen cumplimiento, con el sistema de scoring según el riesgo bajo, medio o alto. Alguien del nivel de riesgo bajo es quien no tuvo incumplimientos en los últimos 24 meses.

Mientras con el viejo sistema a un productor activo en el registro se le retenía 2% de Ganancias en la venta del grano, con el nuevo por buena conducta no se le hace ninguna retención. En tanto, antes a ese productor se le retenía de IVA un 8% y se le devolvía un 7% a los 60 días. En el nuevo sistema se le retiene 5% y se le devuelve lo mismo a los 45 días.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cosecha de trigo se ubicará en 19,2 millones de toneladas. Se espera un ingreso por divisas de US$3000 millones, 400 millones de dólares más que el ciclo pasado.
Por: Fernando Bertello

Fuente: la Nacion

Publicidad