13 de diciembre de 2018 12:18 PM
Imprimir

Byma no dio quórum y logró que se postergue la fusión Rofex-Matba

La Bolsa de Cereales (BC), finalmente, con 21 votos por el sí, 7 por el no y 4 abstenciones, votó a favor de la integración entre Matba y Rofex. Pero, aún así, no alcanzó para concretar la fusión. Con el voto positivo de la BC garantizado, Byma evitó dar quórum en la asamblea de Matba […]

La Bolsa de Cereales (BC), finalmente, con 21 votos por el sí, 7 por el no y 4 abstenciones, votó a favor de la integración entre Matba y Rofex. Pero, aún así, no alcanzó para concretar la fusión. Con el voto positivo de la BC garantizado, Byma evitó dar quórum en la asamblea de Matba que debía aprobar el proceso.

Con sólo el 5% del Mercado a Término, la Bolsa de Cereales no tiene mucho peso numérico pero sí predicamento, ya que con ella llega todo el sector agropecuario. La confirmación de que votaba a favor de la unión con Rofex, a Byma no le quedó otra que postergar la asamblea final: quedó para el 27 de diciembre.

La unión de Rofex y Byma generaría una empresa de u$s 274 millones: u$s 212 millones los rosarinos y u$s 62 millones el Mercado a Término.

Asamblea concurrida 

Anteayer fue la asamblea de Rofex, con récord de asistencia, ya que fueron el 70% de los accionistas, algo inédito, por el interés que despierta la fusión, y se aprobó con un solo voto en contra.

Por otra parte, como se sabía que ganaba la fusión, contaron además los votos de quienes prefieren votar a ganador en lugar de hacerlo a perdedor, como suele suceder en más de una elección.

El lobby de Byma para rechazar la fusión llegó a tal punto de haber comprado un total de 49 acciones de Matba (las últimas a un precio récord de u$s 150.000 cada una) para tener el 12,25% del paquete.

Además, de haberse reunido con una treintena de accionistas matbianos para presentarles un documento donde detallan el traspié que podría tener por las contingencias que tienen por los contratos de dólar futuro.

En el paper, al que tuvo acceso en forma exclusiva este diario, incluyen desde lo que pasó con la Caja de Liquidación de París en 1974 hasta con el Hong Kong Future Exchange en 1987.

Las presentaciones ante los accionistas matbianos lo realiza el trío de los Byma Boys que se encuentra conformado por Bernardo Mariano (nuevo director de Matba), Alejandro Berney (CEO de Caja de Valores, a su vez ascendido a CEO de Byma y director suplente de Mariano en Matba) y Rafael Monsegur, nuevo miembro en la comisión fiscalizadora de Matba como síndico titular y asesor letrado de Byma.

Argumentan que la valuación de u$s 212 millones de Rofex que hizo Columbus Zuma es exagerada, porque “no hay forma de que Rofex mantenga sus aranceles que son 10 veces más altos que sus comparables. Que salgan a cotizar antes de la fusión, así sabemos cuál es su verdadero valor”, reclaman.

“Van a tener que bajar sus aranceles a un quinto porque van a tener competencia, el regulador le va a exigir estar en curva de comparables como le exigió a Caja de Valores; y los aranceles caen a medida que aumentan los volúmenes del mercado”, apunta el paper.

Y agrega: “Teniendo en cuenta que los aranceles del negocio de trading podrían caer a un quinto para estar alineados con sus comparables, las ganancias operativas de Rofex podrían caer 77% desde los niveles actuales, como así también su valuación”.

Los rofexeros, a sabiendas de este documento que anda circulando, afirman que “no tiene ningún tipo de sustento, sino que la estrategia radica en que Byma quiere tener un mercado de futuros, que hasta lo ha hecho público, por lo que es infantil el planteo que hacen de las contingencias.

¿Sino cómo le explican a los accionistas de la inversión que han hecho en Matba, a sabiendas de la futura fusión con Rofex?”.

Guantes puestos 

Piña va, piña viene, en Byma toman el guante en medio del ring y responden.

“Procuramos integrar a todos los mercados para mejorar el mercado de capitales local. Bajar costos para los inversores es ganar eficiencias en la negociación y liquidación. Byma no invierte para destruir, y la corta historia que tenemos lo respalda”, recalca su gerente general, Jorge De Carli.

“El tema es que no se animan a competir, entonces nos quieren destruir”, lanzan.

“Hasta cuestionan a la empresa valuadora, Columbus Zuma, lo que es medio border, por el prestigio que tiene como advisor. Pero se vienen las finales y empiezan a aparecer estas cosas. Rofex triplicó su volumen luego de 2015, operan en Rofex los principales comitentes del país y del extranjero, por lo que la confianza en el mercado es plena. Por lo tanto, sus argumentos son pobres”, dicen los rosarinos.

Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad