15 de diciembre de 2018 09:53 AM
Imprimir

Premios Nobel de Química rechazan el miedo a los alimentos transgénicos

“Hemos estado modificando el mundo biológico a nivel de ADN durante miles de años”, explicó Arnold “De alguna manera, existe este nuevo temor a lo que ya hemos estado haciendo y ese miedo ha limitado nuestra capacidad de brindar soluciones reales”, agregó.

Los ganadores del Premio Nobel de Química en 2018 Frances Arnold (Estados Unidos) y Gregory Winter (Reino Unido) rechazaron las preocupaciones excesivas que existen en la sociedad sobre los alimentos modificados genéticamente (MG), situación que está impidiendo que la sociedad se beneficie de esta tecnología.

“Hemos estado modificando el mundo biológico a nivel de ADN durante miles de años”, explicó Arnold “De alguna manera, existe este nuevo temor a lo que ya hemos estado haciendo y ese miedo ha limitado nuestra capacidad de brindar soluciones reales”, agregó.

Arnold resalta que los cultivos transgénicos podrían hacer que la producción de alimentos sea más sostenible desde el punto de vista ambiental y ayudar a alimentar a la creciente población mundial.

Por su parte Winter afirmó que las regulaciones actuales sobre los cultivos transgénicos deben “aflojarse”.

Los Premios Nobel hicieron estas declaraciones el lunes 10 de diciembre durante la presentación del premio.

Arnold y Winter recibieron el Premio Nobel de Química este año junto con el científico estadounidense George Smith por su trabajo en aprovechar la evolución para producir nuevas enzimas y anticuerpos. El trabajo condujo al desarrollo de nuevos combustibles y productos farmacéuticos haciendo uso de los procesos evolutivos de la naturaleza, lo que llevó a avances médicos y ambientales.

 

CARTA CONJUNTA PREMIOS NOBEL.

Ésta no es la primera vez que Premios Nobel defienden públicamente el valor de la biotecnología agroalimentaria.

En junio de 2016 se lanzó una carta conjunta firmada por más de 130 Premios Nobel (hoy ya está firmada por más de 140) en el que se pedía que se dejara de bloquear la introducción del arroz dorado, una variedad biotecnológica que podría reducir la deficiencia de vitamina A, carencia que causa ceguera y la muerte de 2 millones de niños al año en las regiones más pobres del mundo.

La carta insta a Greenpeace y también a sus seguidores a “conocer la experiencia real de los agricultores y los consumidores de todo el mundo con los cultivos y alimentos transgénicos”, también animan a los verdes a “aceptar las conclusiones (de las evaluaciones de riesgo) de los organismos científicos competentes y a abandonar su campaña contra los OMGs, y contra el arroz dorado en particular”.

(Fuente Fundación Antama – Con datos de Central Maine y The Guardian. Ilustración Revista Genética Medica/Niklas Elmehed, Twitter @NiklasElmehed).

Fuente: TodoElCampo

Publicidad