5 de enero de 2019 11:36 AM
Imprimir

Planificar diagnóstico de gestación ovárica recomienda experto

“Hay que planificar la realización de diagnósticos de actividad ovárica para obtener información más certera sobre lo que pueda estar sucediendo en los animales con condición corporal más baja y fundamentalmente en las vacas de primera cría”. – Explicación del Diagnóstico de Actividad Ovárica (DAO), con base en publicación de INIA.
Así lo señaló el ingeniero agrónomo Esteban Montes, técnico del Instituto Plan Agropecuario, quien sostuvo que “actualmente, en muchos casos ocurre que la condición corporal de los vientres paridos no se relaciona directamente con lo que le sucede a nivel reproductivo”.
Con información podemos tomar decisiones de manejo ajustadas a las verdaderas necesidades”, señaló a tardaguila.com.
El especialista fundamentó su planteamiento en que “el diagnóstico de actividad ovárica, nos permite monitorear el estado de los ovarios y determinar cuáles son las posibilidades que los vientres queden preñados.
Con esta técnica, sabremos si las vacas están ciclando o no, y si no lo están, cuan profundo es ese anestro. Con el resultado del monitoreo, podremos tomar decisiones (flushing, destete precoz o destete temporario) y corregir problemas a tiempo, sobre todo en vacas de primera cría y vacas multíparas con baja condición corporal”.
Por esto, recomiendan al productor incluir los diagnósticos como un factor más dentro del plan de manejo en las empresas ganaderas.
¿Qué es el Diagnóstico de Actividad Ovárica (DAO)?
De acuerdo con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria de Uruguay, INIA, (Ficha técnica No 20), el DAO es una técnica que permite evaluar el grado de actividad ovárica de una hembra vacuna.
Las vacas presentan anestro (“no celo”) durante el período posterior al parto. La duración del anestro posparto depende de varios factores, pero la condición corporal, el balance energético y el amamantamiento son los que más influyen.
En estos periodos de anestro las vacas presentan ovarios que si bien tienen folículos que crecen, no completan su desarrollo y por lo tanto nunca llegan a ovular.
La mayor utilidad del DAO es que luego de saber el estatus ovárico de los animales, permite proyectar una probabilidad de preñez. Por otro lado, y más importante, posibilita tomar medidas de manejo para corregir a tiempo, durante el entore.
¿Cómo y cuándo se realiza?
En general se realiza usando un ecógrafo, recorriendo los dos ovarios. En función de lo que se observe se clasifican los animales para una posterior toma de decisiones de manejo.
Los animales se pueden clasificar en cuatro categorías:
  • vacas preñadas
  • vacas ciclando
  • vacas en anestro superficial
  • vacas en anestro profundo
Es conveniente utilizar esta herramienta del DAO en la mitad del entore. En un servicio de 90 días, es conveniente realizarlo entre el día 35 y 45 de iniciado el servicio. De esta forma, si hay que aplicar medidas de manejo para revertir una situación de anestro, se tendrá tiempo para incorporarlas y para que las vacas respondan a las mismas.
Sin embargo, se puede utilizar más temprano en el servicio, de forma de incrementar la cabeza de preñez y por lo tanto de parición.
Esta técnica puede ser aplicada de forma individual, o sea en cada uno de los animales del rodeo, o hacerlo a una muestra de los mismos. Para usar esta última alternativa es imperioso tener el ganado muy bien clasificado (cabeza, cuerpo y cola de parición y primíparas separadas) de forma de hacer un uso eficiente de la información.
¿Qué hacer con la información?
Se deben evaluar las diferentes alternativas de manejo de acuerdo a los escenarios que se presenten. El resultado del DAO no se puede considerar de forma aislada, sino dentro del contexto del predio y del año. La condición corporal (CC) de las vacas, el estado del campo (disponibilidad y calidad de pasturas), el efecto climático (ej. Sequía de verano) son algunos de los elementos a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones. En forma genérica, algunas recomendaciones serían:
  • A los vientres en anestro profundo se le debería realizar el destete precoz a sus crías. Esta práctica se realiza con terneros que pesen como mínimo 75 a 80 kilos y tengan 60 días de edad. De esa manera se interrumpe definitivamente la lactancia de la vaca mejorando su nivel de reservas, logrando por consiguiente que vuelva a ciclar y tenga buenas probabilidades de quedar preñada nuevamente.
  • Las vacas en anestro superficial, y en CC al parto entre 3,5 y 4 unidades, responden al destete temporario con tablilla nasal de forma consistente.
  • Con los vientres que estén ciclando no se deberían tomar demasiadas medidas. En el caso de presentar una condición corporal de 3,5 se debe considerar la mejoría en su nivel de reservas corporales antes del invierno siguiente. Para ello, los caminos a seguir pueden ser destetes anticipados (4 a 5 meses de edad de los terneros) y mejoras en el plano alimenticio de las vacas.

 

Fuente: Tomado de tardaguila.com e INIA, Diagnóstico de actividad ovárica
Fuente:

Publicidad