8 de enero de 2019 12:53 PM
Imprimir

No es descabellado ver nuevo aumento de retenciones este año, según consultora

El aumento de las tarifas generó una caída en el consumo, dado que los consumidores deben destinar mayor proporción de su renta al pago de los servicios

En un contexto de crisis económica, “no es descabellado esperar un nuevo aumento de impuestos. En base al accionar del gobierno el principal candidato a veer un aumento son las retenciones a la exportación”.

Así lo afirma la consultora Economía & Regiones en su reciente informe en el que indica que el último dato publicado por el Ministerio de Hacienda plantea que el déficit fiscal primario acumula un resultado negativo de -1,5% del PBI a noviembre del 2018. “Según nuestras estimaciones, el déficit primario para el año pasado cerraría en aproximadamente -2,3% del PBI, es decir que se va a cumplir la meta de déficit fiscal primario pautada para 2018”.

El cumplimiento se debe a un incremento de la recaudación anual del 36% en referencia al 2017 y un aumento del gasto que a noviembre acumula un +22% del PBI con respecto al 2017.

Para la consultora, hay que analizar como fue la recaudación y el gasto durante 2018. La recaudación anual fue de $3,38 billones, esto implica un crecimiento de +31,2% respecto al año anterior lo recaudado en 2017, pero una caída de -2,2% en términos reales.

El gasto aumentó 22%, es decir menos que la recaudación y por debajo de la inflación promedio para el 2018 lo que implica una caída en términos reales. Según el estudio, si se analizane el gasto en subsidios al transporte y energía se observa que en 2015 los mismos eran el 4,2% del PBI mientras que el déficit primario fue el 3,9% del PBI. Es decir, los subsidios correspondían al 107% del déficit fiscal. En otras palabras, eliminando los subsidios se hubiera casi alcanzado el equilibrio fiscal en 2015. Luego de tres años y un aumento del gas del 3.000%, de 2.500% en electricidad y de más del 100% en transporte la situación empeoró. Si bien para el 2018 el peso de los subsidios económicos se redujo alcanzando al 2,6% del PBI, éste es del 113% del déficit fiscal”.

El aumento de las tarifas generó una caída en el consumo, dado que los consumidores hoy deben destinar mayor proporción de su renta al pago de los servicios, y potenció la inflación al aumentar el costo a la industria. “Es vital remarcar que el gobierno de Macri no haya resuelto este problema implica que la herencia que va a recibir el próximo gobierno es mayor que la que recibió el actual”, insiste..

“Al basarse el cumplimiento de la meta en un esfuerzo que recae mayoritariamente sobre los hombros del sector privado y muy poco sobre la clase política, y teniendo en cuenta que la recaudación no tenga la performance estimada, no es descabellado esperar un nuevo aumento de impuestos. En base al accionar del gobierno el principal candidato a veer un aumento son las retenciones a la exportación”, concluyó el informe.

Fuente: iProfesional

Publicidad