10 de enero de 2019 12:06 PM
Imprimir

China extendió una baja arancelaria para alimentos argentinos: cuáles son

El gobierno chino renovó el listado de productos que contarán en 2019 con aranceles a las importaciones reducidos y, así, rebajó los impuestos que cobra por el ingreso de las exportaciones argentinas de langostinos, camarones, lactosuero, quesos, alimento para mascota y arándanos. De esta manera, se prorrogó la reducción parcial del 5% anterior al 2% […]

El gobierno chino renovó el listado de productos que contarán en 2019 con aranceles a las importaciones reducidos y, así, rebajó los impuestos que cobra por el ingreso de las exportaciones argentinas de langostinos, camarones, lactosuero, quesos, alimento para mascota y arándanos.

De esta manera, se prorrogó la reducción parcial del 5% anterior al 2% actual para la importación de langostinos frescos; del 6% al 2% en lactosuero y queso; quesos frescos, del 15% al 8%; y alimentos para mascotas, del 15% al 4%.

La novedad el listado que publicó a fin del mes pasado el Ministerio de Finanzas de la República Popular China es que se decidió agregar a los arándanos, un producto que el país comenzó a exportar hace algunos meses. Estos bajarán este año desde el nivel del 30% al 15% en el producto fresco, mientras que pasará del 25% al 15% en arándanos secos.

Desde la Secretaría de Agroindustria comentaron que este último agregado representó una “importante noticia” debido a que “a la apertura efectiva de este mercado lograda en noviembre del año pasado, se suma esta mejora en su competitividad para poder exportar a China”.

La medida va en línea con la estrategia china de reducir los precios y estimular el consumo de 706 productos, de los cuales 95 corresponden a productos agroindustriales sobre los que no cuenta con producción o es un importador neto.

También le dio impulso a la estrategia comercial que puso en marcha el Ministerio de Producción que se orienta a exportar un mayor volumen de alimentos a países asiáticos con clase media creciente. “Queremos una inserción en el mundo inteligente, y esto significa llegar a países cuya clase media crece de manera rápida y que necesitan ser abastecidos con alimentos”, anticipó, en el marco del G20, la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher, a El Cronista.

“Si bien no son productos que se exporten en grandes volúmenes ni tienen mucho valor agregado, esto da cuenta del acercamiento entre ambos países”, dijo Marcelo Elizondo, economista y especialista en comercio. Y agregó: “Seguramente, a cambio de estos gestos comerciales China va a buscar invertir en obras de infraestructura y proyectos energéticos”.

Fuente:

Publicidad