1 de agosto de 2012 10:41 AM
Imprimir

En Rosario las aceiteras ofrecen $1.800 por la soja, sufren capacidad ociosa

Debido a la caída de la producción local por la sequía las fábricas tuvieron el mes pasado un 35% de capacidad ociosa. El precio de la oleaginosa bajó este martes en Chicago, al cerrar en u$s631,53 por tonelada, aún así, el mes de julio terminó con un alza en el valor de casi 14%.
Este martes “las fábricas locales ofrecieron abiertamente 1.800 pesos” por tonelada de soja con descarga inmediata, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario en su informe de mercado al cierre de la jornada. Por la soja de la nueva campaña, en cambio, la oferta fue de 320 dólares los mil kilos. 

Durante julio el precio de la soja aumentó un 13,7 por ciento en el mercado de Chicago, principalmente por la severa sequía que azota al cultivo norteamericano sumado a la baja cosecha sudamericana de la última campaña, también producto de una fuerte seca. 

Así la mercadería para la molienda de la oleaginosa escasea, según indicó la Cámara de aceiteros nucleada en Ciara, en declaraciones a la agencia Reuters. La industria acusó recibo de la escasez de granos más pronunciadamente en las últimas semanas, y en julio la industria tuvo una capacidad ociosa en sus plantas del 35 por ciento, 10pp más que hace un año.

“Como consecuencia de la sequía, hay una cosecha de soja inferior a la prevista originalmente que ha determinado que efectivamente aumente la capacidad ociosa de las plantas”, dijo a Reuters Andrés Alcaraz, gerente de comunicación de Ciara. 

Las empresas esperan que este año la capacidad no utilizada termine el año en torno a un 32 por ciento, aunque prevén una normalización de la molienda para la nueva campaña, en el que se proyectan condiciones climáticas favorables.

No obstante, desde 2009 las empresas de Ciara dejaron de contar con el permiso de importación temporaria de soja que llegó a rondar los 2,5 millones de toneladas, para cubrir el déficit de grano local debido a nuevas inversiones en el sector.

“Esperamos que en algún momento se pueda resolver el tema de la admisión temporaria de la soja proveniente de Paraguay”, dijo Alcaraz, quien añadió que la industria aceitera también sufre de una fuerte alza de costos de producción.

Ciara señaló en un reporte de la industria aceitera argentina que la capacidad de molienda en el país subió a 56,6 millones de toneladas este año, desde 52,4 millones del 2011, en tanto que sumó exportaciones por 16.000 millones de dólares.

La semana pasada, la empresa local Vicentin suspendió hasta enero la actividad de una de sus plantas, con capacidad de molienda de 4.000 toneladas diarias, ubicada en Ricardone -en el área de Rosario- debido a la falta de granos.

Sin embargo, desde el sector agroexportador se indicó que no había que creer en más casos como el de Vicentin. “No veo que se vayan a tomar medidas tan agudas entre los colegas”, indicó a la agencia Reuters una fuente no revelada. 

“Percibo programaciones de menores volúmenes, que va a haber que trabajar al menor costo posible, pero no creo que se cierren las puertas de las plantas. El mercado de los subproductos hay que cuidarlo”, señaló.
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *