1 de agosto de 2012 10:54 AM
Imprimir

Se pagó 56% más que el año pasado por el mejor toro rematado en La Rural

Se trata de un toro premiado de la raza Brangus. El año pasado, en la misma exposición ganadera, por un ejemplar similar se habían pagado $ 240.000.

cierre de la 126º Exposición Rural de Palermo se vio coronado por un precio históricamente alto pagado por un toro en los tradicionales remates de la muestra.

Tras haber obtenido el premio Gran Campeón Macho de la raza Brangus, un toro de la cabaña La Bellaca, de Gervasio Zuza, se vendió por $ 375.000 a tres compradores: Fideicomiso el Chaco, el Centro Genético El Litoral y la firma El impenetrable.

Con este valor, el mejor precio pagado en Palermo superó en un 56% a la mayor marca del año pasado, también conseguida por un toro campeón de la raza Brangus. En esa oportunidad se pagaron $ 240.000.

Un Angus se llevó el segundo mejor valor de los remates. Ayer, una hembra premiada con el mayor galardón de la raza salió a la venta y su dueño obtuvo $160.000 por el 50% del animal. Sus compradores fueron Marcelo y Marta Lavalle, de Cabaña Las Tranqueras.
Una hembra Brangus fue el tercer mejor valor pagado en la exposición. Un ejemplar que obtuvo el segundo premio en la categoría hembra, perteneciente a la cabaña Las Tres Cruces, fue adquirido por $ 230.000 por Los Guasunchos, de Gregorio, Numo y Noel Werthien. Desde la raza esperaban precios hasta 30% mayores a los del año pasado y los promedios obtenidos fueron de $ 94.000 para los machos y 59.000 para las hembras.

Los restantes mejores valores correspondieron a la raza Braford, con $ 70.000 obtenidos por el 50% de una hembra y $ 92.000 por un macho. La raza Hereford, por su parte, obtuvo $ 76.000 como mejor valor para un macho y 57.000 fue el récord pagado por una hembra.
La raza Shorton, en cambio, obtuvo $ 34.000 como mejor valor para un macho y la mejor hembra vendida alcanzó los $ 42.000.
Más allá de los mejores valores conseguidos este año, hubo pocas ofertas por adquirir ejemplares de algunas razas y también, animales que salieron a la venta pero no fueron rematados finalmente por no conseguir el piso de la subasta.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *