2 de agosto de 2012 17:38 PM
Imprimir

Antes de fin de año podemos tener el mercado chileno

PARAGUAY : El doctor Hugo Federico Idoyaga es el nuevo presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). Es un hombre de la casa y se propone buscar la recuperación de los mercados de la carne, con Chile como la prioridad. Pide el respeto y el acompañamiento del sector privado, ya que, después de todo, representa a los dueños de negocio.

Campo — ¿Cuáles son sus prioridades como presidente del Senacsa?

Idoyaga — Entre mis principales objetivos frente a la administración del Senacsa está la recuperación del estatus sanitario, relativo a la fiebre aftosa y la reapertura de algunos mercados. Actualmente existe una crisis en el sector ganadero generada por los focos de fiebre aftosa ocurridos a finales del año pasado y a principios de este.

Esta situación generó profundas implicancias en la estabilidad económica y social de nuestro país, fundamentalmente los productores que ven muy disminuidos el precio de sus ganados, las industrias frigoríficas operando por debajo de su capacidad productiva, la pérdida de más del 50% de los mercados y miles de compatriotas quienes ganan el sostén diario mediante el trabajo diario en el campo se vieron muy perjudicados.

A partir de esto resulta necesario delinear medidas claras y firmes que conduzcan a devolver al Senacsa el reconocimiento nacional e internacional de una institución seria, confiable y eminentemente técnica. La solución de los problemas sanitarios en nuestro país se logrará con esfuerzos mancomunados entre el sector público y privado.

Campo — ¿Con cuántos mercados operamos actualmente?

Idoyaga — Hoy tenemos aproximadamente 30 mercados alternativos. Históricamente llegamos a tener más de 70 con el estatus sanitario de libre de aftosa con vacunación. Para nosotros naturalmente el mercado Premium es el mercado de Chile, eso va a ser que se recupere el buen nivel de los precios del ganado, se recuperen los ingresos de las divisas por exportación, pero para eso hay que trabajar y tomar conciencia entre todos, productores y funcionarios, que esto es un trabajo duro, es un trabajo eficiente y creíble.

Si esas premisas no las respetamos o no las conjugamos, es muy difícil acceder a cualquier mercado y mucho menos al consumidor chileno. Ahora, claramente seguimos apostando de igual manera a agrandar el universo de posibles mercados.

Campo — ¿La prioridad es Chile entonces?

Idoyaga — Es una de las plazas más importante, es por eso que una de las primeras acciones que hicimos fue viajar allá, con propuestas, fuimos para abrir las conversaciones con el servicio sanitario. Como conclusión de nuestra presencia en tierras trasandinas debemos destacar la buena predisposición de los pares chilenos. Es lo que hoy nos hace ver un horizonte más optimista, con vistas a recuperar el mercado en un corto plazo, hay como una seguridad que eso se daría antes de fin de año.

Fuimos a intercambiar información, les dejamos documentos, ellos tienen que analizar, pero hay confianza en que se podría reabrir en el transcurso del año, no podemos dar fecha ni nada, porque eso sería apurar demasiado. Dimos las propuestas y les interesó mucho.

"El tiempo es nuestro principal enemigo, pero no por eso vamos a bajar la guardia".“El tiempo es nuestro principal enemigo, pero no por eso vamos a bajar la guardia”.

Campo — ¿Son propuestas fáciles de cumplir?

Idoyaga — Les dimos dos opciones, pero son requerimientos que ya venimos cumpliendo o estamos entrenando para eso. Quizás la serología sería el punto más crítico, pero siempre hay alternativas. También apostamos como servicio a ampliar la oferta de proveedores que cumplan con las exigencias, eso se daría, por ejemplo, dentro del sistema Sitrap, cuyo estock debe seguir creciendo.

El mercado de Chile es un mercado de mucho volumen y buen precio. El 50% de nuestras exportaciones anteriores iban direccionados para ese destino. De ahí la prioridad de intentar recuperar este mercado. Tiempo no puedo decir pero va a depender mucho del plan de trabajo y de las condiciones que ellos soliciten para esa reapertura.

Campo — ¿Se puede intentar lograr la apertura de Chile antes del mercado europeo?

Idoyaga — Es totalmente posible. No quisiera adelantar plazos, vamos a hacer como prioridad y seguramente a corto plazo de tiempo tendríamos novedades, dependerá de la satisfacción que tengan los chilenos con las propuestas elevadas. Pero hay que seguir con los trámites, con el intercambio de documentos. Lo de Europa tiene su proceso, que tampoco es para mañana, es algo que quizás todavía tarde, por lo menos no para este año.

Campo — ¿Algún otro mercado próximo a recuperar?

Idoyaga — Las conversaciones con Israel están muy avanzadas. Enviamos documentos, plan de visita y todos los requerimientos del proceso. Es por eso que probablemente tengamos noticias gratas antes, como que podría adelantase la auditoría y, por qué no, la propia rehabilitación en el corto tiempo. Tenemos un alto grado de optimismo.

Campo — ¿Tiene en mente otros mercados que no sean los ya tradicionales?

Idoyaga — Tenemos que apuntar a seguir creciendo. Tenemos que empezar a discutir y ver las posibilidades de llegar a aquellos mercados del Medio Oriente a donde todavía no accedimos, como en la zona del Golfo Pérsico, tenemos mercados incluso que hemos exportado, no en volumen sino en cortes especiales y a buenos precios, tales como Bahrein o Emiratos Árabes. Tendemos que volver a recuperar. Hoy día nuestros productos tienen ingresos restringidos a esos mercados por la pérdida del estatus sanitario.

Campo — ¿A nivel interno, tiene previstas algunas reestructuraciones dentro del Senacsa?

Idoyaga — Por el momento no es novedad para mi administración enfocar esos temas. Pero vamos a ver. La institución tiene a corto plazo, todavía no se confirmó la fecha, la venida de una misión de evaluación de la reglamentación sanitaria vigente en Paraguay. Es una delegación de la Organización Mundial de Sanidad Animal (más conocida como OIE). Seguramente vamos a tener algunos cuestionamientos y queremos ya operar sobre la base de esos resultados. Eso ya lo tenemos solicitado, tenemos la aceptación, lo que no tenemos son las fechas.

Para ser sinceros, el tema de la restructuración interna todavía lo discutimos de manera somera. Vamos a esperar el apoyo del organismo internacional. Supongo que vamos a organizar un taller, de manera a ver el resultado obtenido que sea para concebir una estructura moderna, ágil, acorde, cómo vamos a hacerlo, cómo vamos a movilizar, son temas que todavía no tenemos las respuestas.

Campo — ¿Qué política implementaría con la ganadería menor?

Idoyaga — Es una cuestión que tenemos postergada desde hace rato. Como idea se viene debatiendo pero todavía falta más. Hay avances en porcinos y aviar, pero me gustaría encontrar una mejor oportunidad par estos sectores. Por ejemplo, el porcino está muy adelantado, pero tenemos que desarrollarlo más, porque es un rubro importante, que a su vez genera demanda laboral de mano de obra y cuenta con el interés de mercados incluso internacionales.

Campo — ¿Cómo ve al sector privado de nuestro país, qué actitud tienen ahora?

Idoyaga — Es una dura lección, el sector privado creo que ha digerido todo esto y si pensamos que el negocio pecuario debe ser un negocio rentable y sostenible no queda otra cosa que hacer lo que establece el servicio veterinario oficial. No hay otra vuelta, no pueden establecerse indicaciones diferenciadas o contrarias a las que indica el Senacsa.

Campo — ¿Cómo está viendo las campañas de vacunación, está satisfecho?

"Es todavía una discusión que vamos a tener, seguramente va a tardar, no es una cosa para mañana, pero pensamos que antes de fin de año podemos tener el mercado de Chile".“Es todavía una discusión que vamos a tener, seguramente va a tardar, no es una cosa para mañana, pero pensamos que antes de fin de año podemos tener el mercado de Chile”.

Idoyaga — Seguramente hay cosas que mejorar. Evidentemente por eso tuvimos los focos de fiebre aftosa. Nosotros ahora tenemos una próxima vacunación a fines de noviembre, entonces vamos a trabajar en la serología, en la recuperación del estatus y a partir de ahí vamos a ver la vacunación. Es un tema que está en carpeta y tenemos que conversar sobre eso.

Campo — ¿Hay tiempo para ejecutar sus proyectos, por lo que le resta al Gobierno?

Idoyaga — El tiempo es nuestro principal enemigo, pero no por eso vamos a bajar la guardia. Nosotros somos optimistas de que podríamos recuperar el estatus sanitario a inicios del próximo año.
Naturalmente esa recuperación va a depender de algunos resultados de trabajos que nosotros tengamos que hacer. Esperamos realmente tener unos resultados satisfactorios, lo que haría que nosotros obtengamos altísima posibilidad de recuperar ese estatus en febrero.

Campo — ¿Cuál es su mensaje para el sector privado?

Idoyaga — Nosotros tenemos una doble responsabilidad. Precisamos que el sector privado nos comprenda y necesitamos que el sector privado tome conciencia de que el organismo oficial del Paraguay es el Senacsa, que nos apoyen, que nos acompañen, porque después de todo ellos son los dueños del negocio.

Campo — ¿Cómo están los vínculos en la región, tras la suspensión del país del Mercosur?

Idoyaga — Por suerte las cuestiones comerciales están exentas de los problemas políticos. Estuve conversando con funcionarios de servicios veterinarios oficiales de los países de la región, no hubo ningún cambio, la cuestión sigue como antes e incluso demostraron su apoyo a Paraguay para los trabajos conjuntos que acordamos en su momento.

Fuente: Campo Agropecuario

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *