3 de agosto de 2012 13:46 PM
Imprimir

Destacan en Uruguay la buena calidad de lana y la reducción de finura

El clima seco favoreció al ovino y los primeros lotes de lana, procedentes de las esquilas pre parto, muestran muy buena calidad y color. Los operadores dicen que se nota mayor afinamiento. En esta zafra se esquilarán 33 millones de kilos.

El estado de los primeros lotes de lana, procedentes de las esquilas preparto, es muy bueno tanto en calidad como en cantidad de kilos por animal, explicaron a El País distintos integrantes del sector lanero.

“En general la actual es una zafra de buena calidad, de buenos largos de mecha y con buena productividad individual en la gran mayoría de las majadas. Esto se debe a que salvo en momentos de febrero y mayo donde se registraron lluvias, se trató de un año seco, situación climática que es muy favorable para el ovino”, explicó Diego Saavedra, gerente de la cooperativa Central Lanera Uruguaya (CLU). Esas lluvias, sin embargo, “provocaron en algunos lotes problemas de hongos o de una tendencia a un color amarillo en las lanas”, indicó Saavedra a El País.

“Otro de los avances que notamos es que las lanas que llegan a la CLU muestran que los productores tienden cada vez más al afinamiento de sus majadas, más allá de que raza se trate”, afirmó.

Por su parte, el operador Gonzalo Barriola, sostuvo que “la calidad de las lanas es espectacular, al igual que el año pasado”. En cuanto a los colores las lanas tempranas están – mayoritariamente- muy blancas y junto a la zafra anterior, esta campaña es en ese sentido la mejor de los últimos años”.

Gran parte de las lanas están entrando de los departamentos del Norte, zona en la cual la práctica de esquila preparto – que tiene como consecuencia el ingreso de lotes más temprano- es más común, indicó Barriola. La misma visión tuvo el presidente de la Unión de Consignatarios Laneros del Uruguay, Ricardo Stewart, que coincidió con los demás
consultados, ya que destacó “la claridad de colores (factor que valoriza este producto) y el avance en la calidad. Las esquilas vienen a buen ritmo y cumpliendo con los plazos previstos, aunque los mismos podrían ser aún más rápidos, dijo el esquilador Juan Maggiolo.

“Las esquilas se están realizando como hace tiempo no ocurría. Esto podría ser incluso mejor, si no existiera una faltante de personal calificado” dijo Maggiolo.

Según el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) se esquilarán en esta zafra 33 millones de kilos que representan un crecimiento de 4 por ciento en volumen respecto a la anterior; comparado con el de 2010 el volumen cosechado aumentó 5 por ciento.

El complejo ovejero genera 25.000 puestos de trabajo a lo largo de toda la cadena y otros 6.000 empleos adicionales durante la zafra de esquila que se extiende durante seis meses.

Más allá de los empleos generados en la esquila, tomando fletes internos y servicios conexos, el rubro ovino genera un
ingreso de entre US$ 16 millones y US$ 20 millones adicionales cada zafra. En el año móvil junio 2011 – mayo 2012, el rubro exportó US$ 405 millones -mostraron un aumento de 15 por ciento respecto a igual período del año anterior-,
compuestos por US$ 291 millones en lana y productos del textil, US$ 84 millones en carne, US$ 16 millones en pieles y US$ 12 millones de lanolina.

Fuente: El Pais

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *