4 de agosto de 2012 00:40 AM
Imprimir

Debaten la crisis de la fruticultura

CAME reunió a empresarios de Neuquén, Río Negro, Mendoza y Entre Ríos.

Representantes del sector frutícola se reunieron en la ciudad de Cipolletti convocados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén. Asistieron empresarios frutícolas de esas provincias y de Mendoza y Entre Ríos.

Durante el encuentro se planteó que, en la actualidad, esta economía regional se ha tornado prácticamente inviable debido a la alta presión tributaria y a la suba de los costos de producción.

Según informó CAME, otras dos situaciones han afectado a la fruticultura en Río Negro y Neuquén, ocasionando un daño irreparable en el Valle. Por un lado, las trabas impuestas por Brasil, socio estratégico, al ingreso de peras y manzanas argentinas. Y por el otro, la pérdida de presencia en otras plazas internacionales como Rusia, Argelia y algunos países de la Unión Europea.

Según la entidad, cabe destacar que la producción frutícola de Río Negro y Neuquén es una actividad altamente demandante de mano de obra, por lo que, ante una crisis, el impacto en el nivel de empleo es casi inmediato y las consecuencias se hacen sentir en todo el entretejido económico de la región. A modo de ejemplo, en el primer semestre de 2012 las estaciones de servicio de Río Negro registraron caídas de hasta un 40 por ciento en la venta de gasoil para trabajos agrícolas y para transporte de frutas.

Frente a la necesidad de intentar encaminar este complejo escenario, el presidente de Economías Regionales de CAME, Raúl Robín, aseguró que la fruticultura del Valle precisa medidas integrales urgentes que brinden previsibilidad al sector y que permitan al productor obtener rentabilidad. Si bien la articulación de políticas nacionales y provinciales ha logrado brindar soluciones a los problemas coyunturales, las problemáticas de índole estructural aún no han sido resueltas.

En la reunión se abordaron tres proyectos de ley que ya han sido presentados a las autoridades legislativas: Comercialización de Productos Agrícolas Perecederos, Creación de un Fondo Frutícola y un tercero cuya finalidad es no sólo otorgarle valor agregado a la producción frutícola de las distintas regiones del país, sino también promocionar el consumo de jugos naturales.

Estos paquetes de medidas no buscan otra cosa que recuperar la competitividad y la rentabilidad del eslabón más débil de la relación comercial: el productor Pyme primario.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *