4 de agosto de 2012 12:44 PM
Imprimir

En EEUU la sequía continúa siendo el tema

Ya se calculan fuertes recortes productivos en EE.UU.

A riesgo de ser reiterativo, continúa siendo la sequía en los Estados Unidos el principal factor que está influyendo sobre los mercados, seguido día tras día por todos los operadores del mundo. Y aún hoy las condiciones climáticas no se han modificado en forma sustancial. Tanto es así que en el pronóstico de 6-10 días sólo aparece la mención de lluvias muy dispersas y con volúmenes muy inferiores a los registros normales sobre los estados del sudeste y del sur estadounidense.

A estas alturas, y pese a la ocurrencia de las lluvias anunciadas, el daño sobre los cultivos de maíz es irreversible. En estos momentos ya se está estimando una cosecha estadounidense de 275 millones de toneladas, con una pérdida de 100 millones respecto de la proyección récord hecha por el USDA al inicio del ciclo, de 375 millones de toneladas. Incluso, no se descarta que las pérdidas resulten aún mayores.

Según la serie histórica desde 1896 hasta la fecha, los productores estadounidenses están sufriendo una de las peores sequías, incluso de mayor gravedad que la acontecida en 1934. Analizando la situación interna en EE.UU., y asumiendo un volumen de cosecha de 275 millones, si quisieran mantener sus exportaciones en el nivel proyectado por el USDA en su informe de julio, esto es, 40,64 millones de toneladas, deberían reducir la utilización de maíz para la elaboración de etanol en un volumen de 42 millones de toneladas. Esta baja implica una reducción del 33% respecto del volumen estimado inicialmente, de 130 millones de toneladas para la industria del etanol.

Pérdidas para todos

De la misma forma que el maíz ha sufrido una de las peores sequías de su historia, la soja también ha sido afectada, y en este sentido ya se están estimando pérdidas superiores a los 15 millones de toneladas, equivalentes al 17%. En el caso de la oleaginosa hay que destacar que tiene como back-up el potencial de la cosecha récord que se espera en América del Sur, que puede llegar a los 150 mill./t si el clima acompaña.

En el caso del maíz, ya se dio el salto al vacío y el mundo no tiene red de contención. Con el aumento de los saldos exportables de la Argentina, Brasil y Ucrania, todos juntos no alcanzan para compensar la potencial caída de las exportaciones de cereal estadounidense. Harán falta dos muy buenas cosechas de maíz en los Estados Unidos durante las próximas dos campañas para que puedan compensar el fracaso ocurrido en la actual cosecha y volver a recuperar su saldo exportable y el consumo para producción de etanol.

¿Qué estamos viendo para el futuro? Hay que saber leer bien los mercados de futuros pues muchas veces anticipan lo que puede suceder. En este sentido hay dos datos muy importantes y contrapuestos que tienen que ver con la tendencia que se está proyectando en los mercados de soja y de maíz en Chicago.

Comenzando por el análisis del mercado de soja, el cierre de anteayer mostró una caída de casi US$ 50 por tonelada entre el precio de la soja marzo 2013 (US$ 558,79) y la posición agosto 2012 (US$ 607,39). En el caso del maíz, la situación es totalmente inversa, las posición futura de la nueva cosecha, marzo 2013 (US$ 313,96), se cotizó casi US$ 1,5 por arriba de la posición septiembre 2012 (US$ 312,59).

Se concluye, entonces, que la soja tiene un fuerte potencial de baja -pensando en los precios de la nueva cosecha- si el clima acompaña en Sudamérica y se logra una cosecha récord de 150 millones de toneladas entre los países del Mercosur. En cambio, en el caso del maíz no hay forma de compensar la fuerte baja que ya se confirma en la producción estadounidense. Esta es una oportunidad histórica para países como la Argentina y Brasil, que producen maíz a contraestación de EE.UU., dado que podrán ofrecer su mercadería en forma mucho más temprana y a buenos precios, comparados con los históricos.

Los productores de la Argentina todavía tienen más de un mes por delante para decidir la siembra de los cultivos de verano. Hoy la relación de precios soja/maíz se encuentra muy cerca de 1,6/1, una de las más favorables al cultivo de maíz de la última década. Los precios de vidriera hoy indican US$ 200 para el maíz de la nueva cosecha y US$ 320 para la soja. Quien decida sembrar más maíz en esta campaña deberá tener en cuenta al momento de siembra, cubrir al menos su costo de producción, considerando que el precio se encuentra en el mayor nivel de la última década. Estamos ante un momento único, rentabilidad con sustentabilidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *