5 de agosto de 2012 19:36 PM
Imprimir

La actividad frigorífica, un sector en aprietos

El negocio de la carne sufre los altos costos y la pérdida de rentabilidad desde hace años. Consultados acerca de las actuales condiciones del mercado, los expertos del sector opinaron que la tendencia negativa continúa. José de Carolis, presidente de la Cámara de la Industria de la Carne y Matarifes de Mendoza, comentó que “la […]

El negocio de la carne sufre los altos costos y la pérdida de rentabilidad desde hace años. Consultados acerca de las actuales condiciones del mercado, los expertos del sector opinaron que la tendencia negativa continúa.

José de Carolis, presidente de la Cámara de la Industria de la Carne y Matarifes de Mendoza, comentó que “la situación económica del país incide en caída de las ventas”. Sin embargo, advirtió, como punto a favor, que el precio se ha mantenido “relativamente estable en los últimos meses”.

Por su parte, Luis Gallardo, propietario de Carnes Rizzo, denunció que la inflación y la incertidumbre generalizada ha causado estragos en la industria.

Preocupado, el empresario hizo mención, también, a la incidencia del aumento de los impuestos y a la repercusión en la rentabilidad. “No podemos absorber costos porque los precios ya son muy altos y la gente tiene poco poder adquisitivo. Hoy estamos trabajando al 50% de las ventas normales”, lamentó Gallardo.

En tanto, José Micheli, agregó las dificultades que generó la caída del stock ganadero. “Se perdieron en el país 10 millones de cabezas de ganado en solo ocho años. Por la baja oferta, subieron los precios para nivelarse con la demanda. A eso hay que sumarle el papel vital que juega la inflación”, indicó.

Finalmente, Gallardo y Micheli coincidieron en la necesidad de que exista una “política económica estable”, para evitar futuras caídas del sector.

La semana pasada, la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (Ciccra) informó que en seis años desaparecieron 121 frigoríficos y echaron a 12.600 trabajadores.

El informe agregó que hubo una caída del consumo de carne vacuna de 68 a 57,5 kilos por persona y un aumento de 150 por ciento de los precios.

Por este motivo, en un comunicado, Ciccra dijo que “lamenta ratificar” sus previsiones sobre el resultado de la intervención de la Secretaría de Comercio Interior en el sector de la carne:

Además, la Cámara consideró que “se debe dejar aclarado que las exportaciones no se recuperarán hasta tanto no se corrija el valor del dólar (con un atraso actual de 30 por ciento) y se dejen sin efecto las retenciones a nuestras exportaciones de carnes frescas (que restan 15 por ciento del valor internacional)”.

“Al mismo tiempo, si queremos acelerar la recuperación del stock ganadero y, por ende, de la actividad económica, es necesario que desde la banca nacional se establezcan líneas de crédito a valor producto con tres años de gracia para la retención de vientres a los pequeños productores que se vieron expulsados entre 2007 y 2009”, añadieron desde Ciccra.

La entidad también consideró que “otra medida necesaria para agilizar la recomposición del stock ganadero es la desgravación de ganancias de hasta 300 vientres por productor durante los próximos 3 años”.

Fuente: Agromeat

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *