5 de agosto de 2012 19:32 PM
Imprimir

La cotización del dólar blue, ahora en baja: ¿es un “veranito” que durará pocos días o una tendencia que llegó para quedarse?

Tras llegar a cotizar en $6,90 ahora su precio bajó a $6,20. Factores estacionales explican el por qué del descenso. ¿Cómo afecta el pago del Boden 2012? La visión de analistas de la city para los próximos días y en meses subsiguientes .

La cotización del dólar paralelo no deja de desorientar a los ahorristas que, hasta hace pocos días, vieron cómo el billete blue se había disparado con fuerza para luego mostrar una marcada tendencia a la baja.

La profunda caída que se viene observando desde el 18 de julio pasado -en el que la divisa llegó a operar en algún momento de la rueda a $6,90 para la venta, para luego retroceder a $6,74- hace que muchos se pregunten si este actual descenso se trata de un “veranito” que durará unos días o si, por el contrario, es una tendencia que se instala en el mercado.

Lo que más llama la atención es la caída de 61 centavos en tan solo 12 ruedas, hasta llegar a los $6,20 actuales. 

No obstante, la brecha entre el valor oficial ($4,60) y el informal sigue elevada -en un 34%– luego de haber llegado a casi un 50% a mediados de julio.

Para comprender los movimientos de la divisa marginal, son muchas las variables que se deben tener en cuenta.

En principio, el mes pasado la demanda de billetes creció por las vacaciones de invierno, por el pago del medio aguinaldo -que en parte se volcó a este circuito- y por la restricción impuesta por el Banco Central a las casas de cambio, que les impidió efectuar transacciones en cash.

A esto se sumó otro factor: el pago del Boden 2012.

En el siguiente gráfico se puede observar la evolución de la divisa en el mercado oficial, en el paralelo y también el recorrido del contado con liquidación desde el comienzo del cepo cambiario.

Tal como se puede apreciar, la variación de la cotización del paralelo, si bien en estos días acusó una baja, mantiene una brecha elevada (34%) con respecto al mercado formal.

El blue en los próximos días
Uno de los principales factores que explica la reciente recaída del billete informal está vinculado con el pago en dólares del “bono del corralito”.

Fue precisamente por esto que muchos operadores se apuraron a desprenderse de parte de su tenencia, ante la expectativa de que con el pago del Boden 2012 habrá ahorristas que cobrarán esos dólares y los volcarán al mercado paralelo para hacerse de una diferencia.

Los analistas señalan que esto generará mayor oferta y esto generará una caída en el precio de corto plazo, ante una demanda relativamente estable. 

“En los últimos días, el mercado se fue acomodando en función de las expectativas de cobro de dólares en efectivo por parte de los ahorristas”, explica Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central.

“Si bien gran parte de los u$s2.200 millones se quedará en el exterior, al menos una porción de ese dinero se volcará al mercado local y, al tratarse de un segmento reducido, lo cierto es que la mayor oferta de divisas llevará a la cotización a la baja”, agrega Pignanelli.

Para Fausto Spotorno, economista de Orlando Ferreres y Asociados, la cancelación del Boden 2012 ayudará a calmar la gran demanda de billetes.

“Creo que el mercado informal es más grande de lo que se supone, aunque no llega a satisfacer la voluntad de compra de divisas que hay en la actualidad”, señala.

En su visión, la baja del dólar blue es un “veranito“, atribuible a situaciones circunstanciales, pero que lejos está de marcar tendencia de cara los próximos meses.

“Es muy difícil que el blue encuentre equilibrio en el valor actual, porque se siguen sumando medidas oficiales. Estimamos que tendrá un piso en los $6″, sostiene el economista.

En tanto, Gustavo Quintana, analista de PR operadores de cambio, destaca: “La reciente caída se debió, por un lado, a las expectativas de una mayor oferta de dólares, proveniente de la cancelación del bono. También, a un pico en la demanda que ahora se redujo, vinculada con las vacaciones de invierno y con el efecto aguinaldo”.

En lo que se refiere a los próximos días, Quintana prevé un escenario estable, producto de “la mayor disponibilidad de divisas tras la cancelación del título soberano luego de que los inversores se hagan de los billetes”.

De acuerdo con el operador, otras variables que inciden fuertemente en el mercado cambiario se encuentran actualmente en una etapa de menor protagonismo relativo.

“El mayor volumen de la liquidación de exportadores ya pasó, pero sabemos que todavía hay stock disponible. De todas formas, el remanente no será suficiente para cambiar la tendencia general”, argumenta Quintana.

El blue en los próximos meses
En cuanto a lo que pueda suceder en los próximos meses, Leonardo Chialva, analista Delphos Investment, señala que “el mercado es reducido y por eso tiene un comportamiento alocado”.

En su opinión, este tamaño acotado hace que un pequeño cambio en la demanda o en la oferta derive en que la cotización presente grandes altibajos y resulte “más difícil predecir sus movimientos”.

No obstante, menciona algunos indicadores a monitorear.

“Para poder orientarse, los inversores están mirando muy de cerca el comportamiento del Banco Central, en lo que se refiere al pago de deuda con reservas y cuánto hay de financiamiento vía el Tesoro nacional”, remarca Chialva.

Y agrega: “Si se mantiene la tendencia actual, lo más probable es que el dólar paralelo se ubique en un piso de $6 y un techo de $7 en los próximos meses”.

El dólar y el mercado de capitales
La reciente baja en la cotización del blue estuvo acompañada de una caída del dólar operado en el mercado de capitales.

En efecto, presentó una retracción el llamado “contado con liquidación”, que es el tipo de cambio implícito que surge de comprar un papel (acción o bono) en el mercado interno y venderlo en el exterior, para convertir el producido a dólares.

Este viernes cerró en $6,67, tras haber tocado los $6,98 a mediados de julio, y marcó una distancia del 45% con respecto al dólar mayorista.

“Es sabido que seguimos en una situación de volatilidad cambiaria y que no se avizora una abrupta baja en la brecha como para que ésta se reduzca a los niveles de principio de año, cuando se ubicaba en el 9 por ciento”, señalan desde Delphos Investment.

Sin embargo, “el nivel de nerviosismo de los mercados, lógicamente, se ha ido moderando a medida que se fueron digiriendo las restricciones en el acceso al dólar”, afirmó Chialva.

Hay otro factor que incidirá en los próximos días en este “descansito” que podría tomarse el conta con liqui, en relación con el movimiento empinado que mostró su precio en meses previos.

Sobre este punto, desde Delphos sostienen que la emisión de dinero, que suele caer en agosto, luego de los altos niveles de junio y julio por cuestiones estacionales, hará que su escalada se modere.

El “conta con liqui” impacta mucho en la cotización de los bonos en dólares.

Así, al momento de comprar uno de los papeles utilizados en la operatoria, el inversor adquiere un “título barato, si se toman en cuenta las cotizaciones en el exterior, pero a un tipo de cambio alto que arroja rendimientos casi irrisorios”, señalan desde Delphos.

En función de las expectativas de devaluación los inversores decidirán si resulta conveniente o no validar los actuales valores.

Frente a este panorama, los especialistas de la consultora realizaron un estudio (ver cuadro) detallando los rendimientos de algunos bonos en dólares para los diferentes tipos de cambio implícitos, a modo de guía para los inversores.

Para la elaboración del mismo “se dejó fijo el precio que tienen actualmente y se calcularon sus distintos rendimientos, acorde a los distintos tipos de cambio”, puntualizan.

En el cuadro puede verse cómo los rendimientos van aumentando a medida que sube el tipo de cambio.

Tal como lo indican las cifras, los retornos más atractivos comienzan a partir de una cotización $5,50. Los nominados en dólares y de mayor duración son los que resultan más favorecidos.

Fuente: iProfesional

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *