6 de agosto de 2012 00:01 AM
Imprimir

Industria debe comprender cuando el campo reclama

«Aumentar cinco puntos las retenciones a la soja, es decir incrementarlas del 35 por ciento actual al 40 por ciento, representaría alrededor de u$s 300 millones para el Gobierno. De concretarse sería una medida que, además de ser inconsulta, generaría un estado de conmoción. Si esto ocurre realizaríamos un paro en la comercialización de hacienda […]

«Aumentar cinco puntos las retenciones a la soja, es decir incrementarlas del 35 por ciento actual al 40 por ciento, representaría alrededor de u$s 300 millones para el Gobierno. De concretarse sería una medida que, además de ser inconsulta, generaría un estado de conmoción. Si esto ocurre realizaríamos un paro en la comercialización de hacienda y granos y tendríamos presencia en las rutas», aseguró a este diario el flameante presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Horacio Salaverri, desde la sede porteña de la entidad, ubicada en la calle Rivadavia al 1200.

El dirigente y contador público, oriundo de la localidad bonaerense de Suipacha, habló de varios temas que preocupan al sector.

Periodista: Hay un rumor acerca de que el Gobierno aumentaría 5 puntos las retenciones a la soja, ¿cuál es la opinión de la entidad? y si esto se concretara ¿habría medidas de fuerza?

Horacio Salaverri: Sería una medida que, además de ser inconsulta, generaría un estado de conmoción en el sector. Hemos recibido llamados de las distintas rurales que manifiestan su clara oposición. Hay que analizar esto en profundidad, la Argentina ha tenido 12 millones menos de toneladas entonces la compensación del precio, que hoy está
por encima de los u$s 600 la tonelada en Chicago, va a compensar las pérdidas de kilos. Si a la menor cantidad de kilos le agregamos un menor precio por un incremento en las retenciones esto genera un combo de lo peor para el sector.
Este 5 por ciento de retenciones sería entre $ 140 y $ 150 menos para el valor de la tonelada de soja local. Si hubiera alguna medida oficial, tanto un aumento de retenciones o algo relacionado con el mercado a futuro, vamos a tomar medidas de fuerza. Por lo menos un paro en la comercialización de hacienda y granos y presencia en las rutas.

P.: ¿Y para el Gobierno cuánto simbolizaría este aumento?

H.S.: Alrededor de u$s 300 millones. Lo que pasa es que el 70 por ciento de la cosecha ya está liquidada y eso ya no entraría en las ventas, esos u$s 300 millones corresponderían al 30 por ciento que queda por vender.
Pero hay que estar atento porque muchas veces el Gobierno trata de colocar esta idea en la opinión pública para que los productores salgan a vender la soja.

P.: Se habló también de que podría ser un rumor entre el Gobierno y los exportadores para que los productores liquiden porque el Gobierno necesita dólares.

H.S.: Claro. Esto tiene que ver también con la imposibilidad que existe de comprar dólares para ahorro. Para el productor su soja, o cualquier otro producto que tiene, le sirve para resguardarse. Ese resguardo produce que cuando el productor va a comprar, por ejemplo, insumos, tiene la posibilidad de canjearlo por soja.

P.: El Gobierno también pesificaría los contratos a futuro ¿qué opina de esto?

H.S.: En una economía inflacionaria como la nuestra colocar una operación a futuro en pesos sería eliminar el mercado, aun poniendo solamente la pesificación de las garantías que se colocan hoy en dólares, también se terminaría con el mercado a futuro. Hay que dejar en claro, para la gente que no tiene por qué saber de esto, que toda la operatoria del mercado internacional toma como referencia al dólar, pero en el mercado interno el productor recibe pesos y tanto los negocios como la liquidación es en moneda local.

P.: Durante la Rural hubo un duro choque entre Hugo Luis Biolcati y el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, ¿qué le pareció ese episodio?

H.S.: Yo no creo que deba existir una antinomia entre el campo y la industria. No tenemos ninguna animosidad con el
sector industrial. Quizás tenemos distintas visiones o nos quejamos de lo que nos toca porque la industria tiene un tratamiento distinto al sector agropecuario por parte del Gobierno y eso los industriales tienen que entenderlo. Yo no critico ese trato diferente pero también le pido comprensión al sector industrial cuando uno hace alguna queja.

P.: Los tamberos se quejan porque dicen que con lo que les paga la industria por litro de leche no cubren los costos ¿cuál es la situación del sector?

H.S.: Hay una malformación del precio tremenda, no podemos estar recibiendo $ 1,50 por litro leche cuando en el supermercado vale $ 6. La cadena supermercadista ha hecho destrozos y esto ha sido apañado por el Gobierno, por eso crecen las cadenas supermercadistas. El promedio de producción de leche ha sido de 10.000 millones de litros, pero hoy estamos en 12.000 millones, es decir producimos un 20 por para producir más no recibe un mayor precio por el litro de leche para paliar el aumento en los costos. De hecho, los insumos han subido en dólares, algunos han
aumentado hasta un 50 por ciento. Además, pese a que la producción aumenta, en los últimos ocho años pasamos de tener 16.000 productores a 10.500, eso demuestra que existe un proceso de concentración

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *