6 de agosto de 2012 17:45 PM
Imprimir

Diversificación de usos de la palta permite a Chile explorar nuevos nichos de mercado

Proyectos públicos y privados están permitiendo otorgarle valor agregado a este fruto.

Tradicionalmente, la palta que se produce en Chile está orientada a la venta y consumo del fruto fresco. Sus reconocidas propiedades -es la fruta que contiene más vitamina E, tiene 12 de las 13 vitaminas que existen y sus grasas insaturadas disminuyen el colesterol-, sumadas a la buena calidad de la producción local, han impulsado el crecimiento de esta industria que sólo en 2011 produjo más de 156 mil toneladas, de las que el 65% tuvo como destino la exportación.

Ante este escenario, no es de extrañar que los paltos sean actualmente uno de los tres árboles frutales más importantes del país, representando el 13% de las hectáreas plantadas en fruticultura, con plantaciones que aumentaron 61% entre 2000 y 2011.

Es este aumento de la producción lo que ha motivado tanto al sector público como privado a desarrollar proyectos que otorguen un uso alternativo a la palta y entreguen valor agregado a este fruto, que hoy representa el 5% de las exportaciones nacionales de fruta fresca.

“A raíz del incremento se han desarrollado algunos usos alternativos para la palta, orientados principalmente a consumo comestible, pero los volúmenes involucrados son aún muy reducidos para ser relevantes para los productores”, dice el ministro de Agricultura, Luis Mayol.

Según el secretario de Estado, si bien estas alternativas de valor agregado se encuentran, en general, con la dificultad de los altos precios que exhibe este fruto en el mercado, se están realizando esfuerzos por promover este tipo de iniciativas tanto en Chile como en el extranjero.

Por ejemplo el aceite de palta, empleado principalmente en la industria cosmética y alimenticia, “aunque es un producto poco conocido y que ha tenido un lento desarrollo, se está abriendo al mundo a través de una fuerte campaña promocional, parte de la cual se ha estado llevando a cabo en EEUU”, explica Mayol. 


Apoyo estatal

Actualmente, la venta de aceite de palta extra virgen para uso cosmético mueve a nivel mundial unos US$ 250 mil millones anuales, de los cuales US$ 23.100 millones pertenecen a la cosmética natural.

Es por ello que ProChile está impulsando a que empresas que elaboran este tipo de productos, se muestren en el extranjero y generen interés en potenciales clientes europeos y asiáticos.

“Creemos que esta nueva alternativa de productos cosméticos tendrá una muy buena recepción a nivel internacional, dado que la palta chilena ya es reconocida en los mercadados de Europa y Asia como un producto de calidad, traspasando este atributo a cosméticos naturales que tienen a este producto como principal componente”, dice Carmen Gloria Cerda, jefa del Departamento de Industria de ProChile.

Por su parte, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA), a través de INIA La Cruz (ubicado en la Región de Valparaíso), está destinando parte de su presupuesto anual, que este año bordeó los
$ 12.500 millones, para el financiamiento de iniciativas que impulsen nuevos usos de este fruto.

En ese sentido, Fernando Rodríguez, director de INIA La Cruz, explica que cuando “empezamos a trabajar este tema se pensaron muchas alternativas: alimentos especiales para enfermos de hospitales, cosméticos y comida gourmet con propiedades funcionales para la salud”. Finalmente, y por la importancia del palto en la Quinta Región, financiaron con $ 100 millones el desarrollo de un extracto de semilla de palta con acción biocida (biopesticida) que ayuda a controlar plagas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *