6 de agosto de 2012 18:08 PM
Imprimir

La avicultura y las estrategias nutricionales precoces

El período de desarrollo del embrión y el inmediatamente posterior al nacimiento representan una fase muy significativa para conseguir un rendimiento de calidad del broiler en su comercialización.

El período de desarrollo del embrión y el inmediatamente posterior al nacimiento representan una fase muy significativa para conseguir un rendimiento de calidad del broiler en su comercialización. Para lograr este resultado es necesario que el período de transición desde la última fase del embrión hasta el pollito viable e independiente sea eficiente. De forma inmediata, los pollitos recién nacidos deben experimentar el cambio de los nutrientes del huevo a un alimento exógeno. En la práctica, muchas aves tienen acceso al pienso solo al cabo de 36 o 48 horas después del nacimiento, y, durante este tiempo, disminuye el peso corporal y se retrasa el desarrollo intestinal y muscular.

A fin de superar estas limitaciones, se puede establecer un proceso de alimentación continuada que proporcionaría los nutrientes al embrión en su desarrollo, alimento y agua a los pollitos recién nacidos dentro de la incubadora y una dieta de pre-arranque altamente digestible en el momento de su ubicación en la granja. La alimentación in ovo estimula el desarrollo intestinal mejorando los vellos, aumentando la capacidad para digerir y absorber los nutrientes y proporcionando una base para el crecimiento muscular. El acceso inmediato al alimento ‑1 hora después de salir de nacer ‑ inicia el proceso de consumo y crecimiento unas 24 horas después de la ingestión, o sea bastante antes que las aves a las que se les retrasa la ingesta de pienso. El incremento del crecimiento debido a la alimentación precoz mejora la madurez nutricional del ave, estimula la utilización del vitelo, aumenta el desarrollo intestinal y tiene efectos metabólicos a largo plazo. Proporcionando ingredientes altamente digeribles en la dieta de pre-arranque, se consigue mejorar el rendimiento del peso corporal a los siete días, y en todo el proceso hasta la comercialización. Simultáneamente, estos procesos proporcionan una nutrición adecuada antes y después del nacimiento, lo que puede acelerar el desarrollo gastrointestinal, el crecimiento de los músculos y conseguir así un mejor rendimiento.
En este trabajo se pretende resumir los estudios que tratan sobre los diversos planteamientos sobre estrategias nutricionales precoces en los actuales broilers de rápido crecimiento.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Avicultura

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *