8 de agosto de 2012 17:09 PM
Imprimir

ENGORDE DE BOVINOS SILVO-PASTORIL (Dr. Rubén Emilio García)

El estudio del engorde de bovinos es de vieja data en Misiones. Se hicieron varios. Recuerdo la primera realizada por la Dra. Errecaborde de Laserre que presentara en el INTA de Villa Lanús en el año 1970, coincidente con mi trabajo de tesis que realizara en el INTA de Mercedes, Corrientes, para doctorarme en Ciencias Veterinarias. Consistía en el engorde sobre distintas pasturas fertilizadas y no fertilizadas de animales media sangre cebú con Aberdeen y Hereford. Fueron los primeros pasos orientados a obtener animales Brangus y Braford en el país. Después tuve la oportunidad de realizar en forma privada practicas de engorde en animales de varios establecimientos de la región, entre otros la cabaña la Candé de Emilio Errecaborde y Carlos “Yuyo” López, administrado por Carlos “Chacho” Ascué, Anaconda de Neco López y la Rosita de la firma Gabriel Pech, destinados a ferias y exposiciones ganaderas. En todas ellas la base alimentaria residía en la implantación de pasturas suplementada con nutrientes con contenidos proteicos.

  Entusiasmado con la ganadería en Misiones, un grupo de técnicos lanzamos el plan ganadero provincial en el año 1974, señalando en principio las dificultades inherentes de la zona subtropical y de monte como la nuestra, pero indicando técnicamente cómo revertirla sobre la base de cinco puntos básicos:

a) buena genética animal,

b) suficiente pasturas implantadas,

c) buen manejo del rodeo,

d) eficiente sanidad 

d) registros técnicos y contables.

En al año 1998 aquel añejo plan fue actualizado por decreto provincial y sigue vigente. Sirvió para presentar en sociedad el ambicioso programa del novillo misionero que paso a relatar. En octubre del año 1999 se lanza el programa del “Novillo Misionero 2.000” en jornada técnica con autoridades nacionales de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, profesionales del INTA Balcarce y del SENASA, junto a los representantes locales del Gobierno, las entidades de la producción, de la industria frigorífica y gremialistas de la carne. Fue  la primera vez que se realizaba este tipo de reunión multisectorial. La estrategia consistía en engordar animales Brangus o Braford criados localmente, o bien adquiridos de otras provincias, aprovechando las pasturas del verano en zonas con tales características y en pasturas implantados más el agregado de forrajes y subproductos de la colonia. Se trataba de cambiar la invernada tradicional en que el animal no engorda, por la veraneada al uso misionero.

 Finalizó aquella jornada con una cena degustando un buen novillo de la firma Rosamonte, donde se comprobó la terneza y terminación cualitativa de la carne obtenido en el ciclo correcto de tres años, indicativo de lo que puede lograrse en nuestra zona.  Es la orientación actual de productores y ganaderos locales aplicando tecnología de punta. Hablo de tecnología de punta no otra, única forma de obtener calidad y cantidad.

 Pongo de ejemplo el engorde en sistema silvo-pastoril. Trabajo que jamás realicé en forma personal y al final de mi ciclo profesional tuve la oportunidad de experimentar en los campos del INTA de Cerro Azul. Tema que paso a relatar: El citado organismo nacional tenía programado realizar, aparatología de por medio, el estudio de la emanación de gases de bovinos de acuerdo a determinada alimentación. ¿El motivo?  Los gases atacan a la capa de ozono. De paso cabe la pregunta: ¿Cuántos metros cúbicos despedirán las más de 200 millones de cabezas de animales que posee actualmente el Brasil?

Con esa finalidad se firmó un convenio con inversionistas que aportaron los animales necesarios, cuarenta Braford de quince meses de edad promedio y genética definida, adquiridos a la acreditada cabaña de Rufo Fernández Dos Santos hijo. Descendiente de reconocida familia con prestigio en la cría de bovinos, como que fueron parte de los originarios introductores del cebú en la Argentina, en línea con los Pernigotti, los Scoto, Haynes, Crespo y tanto otros vecinos de la región con epicentro en Gobernador Virasoro. Por su parte los  técnicos del INTA Dr. Daniel Pavetti y el Licenciado Marcelo Benvenutti, seleccionaron de un remanente de cien animales (cola de parición), que una vez elegidos fueron trasladados mediante convenio de pastaje al campo experimental que ese Organismo Nacional posee en Cerro Azul, dando inicio al estudio pertinente y al control de engorde bajo sistema silvo-pastoril rotativo en varios potreros, sobre pasto jesuita gigante y caña de azúcar ad libitum.  

Quiero advertir, si con indulgencia se observa, el presente trabajo es una de las tantas formas prácticas de concretar  el idealizado proyecto del novillo misionero 2.000.

El peso inicial con entrada en mayo de 2011 fue de 162 Kg. promedio. Doce meses después fueron retirados con 328 Kg. Tuvieron una ganancia de 166 Kg en un año. En el transcurso le fueron dados 4 mil kilogramos de suplemento alimentario con 18 % de proteína, 350 kg de urea y 175 de sal mineralizada a un costo de $ 5.917, incluidos antiparasitarios internos, externos y vacunaciones. Como se deduce, cada animal consumió de alimentación supletoria el promedio de 100 kg, 8,75 kg y 4,375 kg respectivamente, a $147 por cabeza. Casi de nada en el debe de los gastos.

La ganancia de peso/vivo diario de cada animal fue de 0,461 Kg. Es buen resultado aunque se estimaba la obtención de más o menos 0,600 Kg. No pudo lograrse por factor no previsto. La intensa sequía de la región, la más aguda de los últimos veinte años, impidió ese logro. No obstante quedó demostrado que si el clima ayuda al  buen manejo empleado se logran resultados muy positivos, advirtiendo que estos animales rinden el 55% al gancho en las carnicerías, como en las mejores zonas de pastoreo.

Conclusión:

1) De esta manera se entiende que en las explotaciones ganaderas misioneras, sea silvo-pastoril o a cielo abierto, aplicando técnicas adecuadas, con animales de excelente genética, pastando en buenas pasturas y el manejo apropiado, se logran óptimos rindes.

2) La producción agropecuaria se programa sobre un montaje ideal y con frecuencia los resultados no responden a esa lógica, pues factores adversos inciden negativamente como los caprichos de la naturaleza. En este último tiempo la prolongada ausencia de lluvias produjo devastadora sequía y consecuentemente habrá causado estragos a más de un productor.

3) Es aquí cuando el Estado debe acudir en ayuda de los damnificados.

4) Pasando el peaje camino a San José, se podrá advertir los cultivos realizados a favor de la ganadería en campos que parecían canchas de golf. Los propietarios han invertido para revertirlos. Entonces de eso se trata: de inversión. Y en esto el Estado debe acudir mediante créditos accesibles.

5) Por otra parte, los Técnicos del INTA, publicaran a su tiempo los estudios sobre la influencia del gas eliminado por las vacas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *