8 de agosto de 2012 22:08 PM
Imprimir

SAG entra en su tercera temporada de lucha contra lobesia botrana

CHILE :      Funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la región comenzaron esta semana la instalación de 1.300 trampas de la polilla del racimo de la vid, lobesia botrana, en 45 comunas de la región, 12 de estas de Ñuble, con el objeto de aumentar la sensibilidad  permitiendo así detectar en forma oportuna ejemplares […]

CHILE :      Funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la región comenzaron esta semana la instalación de 1.300 trampas de la polilla del racimo de la vid, lobesia botrana, en 45 comunas de la región, 12 de estas de Ñuble, con el objeto de aumentar la sensibilidad  permitiendo así detectar en forma oportuna ejemplares de esta plaga y aplicar las medidas fitosanitarias para evitar su diseminación, informó el director regional, Leonidas Valdivieso Sotomayor.
El Programa de Control Oficial de lobesia botrana establece la vigilancia de la plaga a través de prospecciones visuales y el establecimiento de una red de trampas con la finalidad, entre otros aspectos, de conocer su distribución. Esta actividad  se realiza en predios, casas particulares, viveros o cualquier otra área de riesgo que se determine, con o sin control de la plaga.
Por este motivo el directivo del SAG llamó a la comunidad a autorizar al personal del SAG, el que estará debidamente identificado con su credencial, a  instalar  trampas y a revisarlas cada 10 días, actividad que no tiene costo para el propietario. “Agradecemos sinceramente a quienes anónimamente contribuyen a mantener y mejorar nuestro patrimonio fitosanitario lo que sin duda es fundamental para la comercialización de nuestros productos en los mercados internacionales”, afirmó.
En el transcurso de la temporada primavera–verano  también se realizarán acciones de control mecánico, el que consiste en el retiro total y eliminación de los racimos de los parrones, al igual que medidas de control químico a través de la aplicación de plaguicidas (etiqueta verde) en las casas que se encuentren en el área de control.
La polilla del racimo de la vid, plaga originaria de Europa, fue detectada por primera vez en nuestro país en la zona de Linderos, Región Metropolitana, en abril de 2008. Esta plaga ataca a los viñedos, su larva provoca un daño directo al alimentarse de los racimos, produciéndose una pudrición y deshidratación de las bayas, lo que hace disminuir los rendimientos de las viñas.

Ñuble

En Ñuble la plaga está presente en Chillán, Chillán Viejo, Ninhue, San Nicolás, Portezuelo, Coihueco, Trehuaco, Coelemu, Quillón, Bulnes y San Ignacio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *