11 de agosto de 2012 09:20 AM
Imprimir

El dólar rezagado les quita competitividad a las exportaciones

“El dólar oficial de 4,61 pesos está atrasado y es equivalente a 1,06 pesos de la convertibilidad. Cae mucho más cuando se consideran las retenciones a las exportaciones agrícolas. El Gobierno mutó de un tipo de cambio alto al principio de la administración de Néstor Kirchner, pasó uno bajo y se niega a concretar una […]

“El dólar oficial de 4,61 pesos está atrasado y es equivalente a 1,06 pesos de la convertibilidad. Cae mucho más cuando se consideran las retenciones a las exportaciones agrícolas. El Gobierno mutó de un tipo de cambio alto al principio de la administración de Néstor Kirchner, pasó uno bajo y se niega a concretar una devaluación porque se trasladaría a los precios y constituiría un ataque al salario”, afirmó el economista Carlos Melconian, al hablar ante los participantes del Congreso de los CREA de Valles Cordilleranos, que se desarrolló en Uspallata, Mendoza, el martes y el miércoles pasados.

“Un dólar alto sería sinónimo de pérdida de poder adquisitivo y aumento de la pobreza en el corto plazo; entonces no habría que esperar a que este gobierno vuelva a un dólar alto”, agregó el orador, ante un auditorio compuesto por productores dedicados principalmente a cultivos intensivos como la vid y el olivo, que enfrentan graves crisis económicas.

***

Los números son claros: desde diciembre de 2001 a la actualidad hubo un 461 por ciento de inflación, mientras que el dólar oficial subió un 360 por ciento. Si se agrega la inflación internacional, del 29 por ciento en el período, se llega a 390 por ciento. Esta brecha generó una pérdida de competitividad de los productos argentinos exportables y explica el control de cambios vigente.

“El gobierno nacional no soluciona el problema cambiario, sino que retarda su consideración, lo que perjudica a muchos productos del campo, sobre todo a los de las economías extrapampeanas, que sufren inflación en dólares en los costos y caída de precios por la crisis europea y el retraso cambiario”, dijo Melconian.

Una salida para estas actividades -propuesta por el economista- podría ser un desdoblamiento cambiario selectivo, para evitar que se pierdan importantes inversiones en cultivos perennes que se han realizado en los años anteriores.

***

Según el orador, la inflación argentina no bajará porque proviene de una emisión anual equivalente al 40 por ciento de la base monetaria, contra un 25 por ciento de aumento anual de precios y nulo crecimiento del Producto Bruto Interno.

Para los próximos meses, Melconian pronosticó estrangulamiento de la economía y disminución del salario, aunque con un estiramiento de la vigencia del modelo por el puente de dólares que puede generar la soja 2012/2013: la cosecha podría aumentar 15 millones de toneladas, según sus cálculos, y conformaría un ingreso adicional de divisas de 6000 millones de dólares.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *