11 de agosto de 2012 18:50 PM
Imprimir

Buen uso de Ivermectina en animales destinados al consumo humano

El Senasa recomienda a los productores el cumplimiento de ciertas pautas para garantizar la inocuidad de los alimentos.

El buen uso de los productos veterinarios en la producción de alimentos de origen animal, no sólo deriva en el correcto tratamiento de los rodeos y cuidado del medio ambiente, sino que también es la forma de garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos producidos y, de esta manera, la seguridad del consumidor.

Todo producto veterinario aprobado y registrado, posee en su rótulo indicaciones para su correcto uso. Entre ellas: dosis, especie, forma de aplicación y tiempo de retirada, supresión o período de carencia. Se entiende por “tiempo de retirada, supresión o período de carencia” al período de tiempo mínimo que debe existir entre la última aplicación de un producto veterinario a un animal, y la obtención de productos alimenticios de dicho animal.

El cumplimiento de este período asegura que el contenido de residuos en el alimento esté por debajo de los límites máximos de residuos permitidos. Y por “Límite máximo de residuos” (LMR) se entiende a la máxima concentración de un residuo en particular, detectado en un producto de origen animal, admisible según la normativa vigente, sin que esta concentración signifique un riesgo para la salud.

Teniendo en cuenta la enorme responsabilidad que significa ser productor de alimentos:
• Utilice solamente productos veterinarios registrados y autorizados por Senasa para el tratamiento de sus animales.

• Siempre consulte a un Veterinario. Recuerde que es la única persona capacitada, habilitada y responsable para indicar la forma correcta de realizar un tratamiento.

• No utilice Principios Activos (drogas puras) que no estén registrados como productos veterinarios en el tratamiento de sus animales. Su uso no está autorizado y la presencia de los mismos en predios productores de alimentos es una falta grave, pasible de sanción.

• Utilice los productos veterinarios con responsabilidad. Respete las indicaciones presentes en el rótulo del producto: dosis, especie, vía de administración, frecuencia y período de retirada, supresión o carencia.

• Recuerde que la utilización de productos veterinarios no registrados, principios activos prohibidos, la utilización de productos aprobados por encima de las dosis permitidas, o el incumplimiento del período de retirada, son infracciones a la normativa vigente y un riesgo importante para la salud pública.

• Tenga en cuenta que no todos los productos veterinarios que poseen el mismo principio activo tienen las mismas concentraciones o excipientes y, por lo tanto, el modo de utilizarlos no es igual. Claro ejemplo de esto es lo que sucede con la Ivermectina. Antiparasitario de amplio espectro muy efectivo contra parásitos internos y externos, utilizado prácticamente en todas las especies animales. Este principio activo se puede encontrar en el mercado formulado a distintas concentraciones, asociado a otras drogas, de corta o larga acción, para administración por vía oral, inyectable, baños, etc. Al ser ampliamente utilizada en animales cuyos subproductos serán destinados al consumo de la población, es sumamente importante respetar las indicaciones presentes en el prospecto y utilizar este medicamento adecuadamente para evitar la presencia de residuos en los alimentos.

Sea responsable. Evite ser sancionado y recuerde que está produciendo alimentos que todos consumimos.

Fuente: Senasa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *