12 de agosto de 2012 22:42 PM
Imprimir

Para el Méd. Vet. Carlos Sola : “El panorama profesional es infinito”

Desde hace 35 años se desempeña como profesional veterinario en la zona de San Carlos. Se especializó en los períodos de transición de los rodeos lecheros, pero nos da su opinión sobre los nuevos rumbos de una profesión apasionante.

 ¿Cómo definís tu profesión?

– Es un orgullo ser veterinario; disfruto todos los días de la profesión. Para mí el ir al campo no es un trabajo, sino que es una sensación de placer. Creo que el mensaje para quienes se están iniciando es que hoy disponemos de mucha tecnología para aplicar en la profesión. La sensación que tengo es que el cielo se fue más lejos, ya que hay más cosas para hacer, con un universo enorme de cosas por hacer.

Yo salí de la Facultad capacitado para curar vacas: iba corriendo para todos lados curando vacas enfermas. Y después de muchos años me di cuenta que debíamos trabajar para que esas vacas no se enfermaran; y hoy todo eso se puede hacer: midiendo, analizando poblaciones grandes a través del software, internet, las redes de conocimiento. A través de la universidades, los colegas y los grupos, que nos dan la posibilidad que la profesión tenga como techo el que cada uno se imponga. Está para que hagamos lo que queramos con ella. Tranqueras adentro es un lujo, un jardín para poder trabajar.

– ¿Existen celos entre el profesional y el productor?

– En 35 años de profesión, en los momentos que tuve más trabajo fue cuando más conocimiento adquirían los productores, lo que fue generando un verdadero círculo virtuoso para los veterinarios. Es un orgullo observar que el productor entiende el mensaje, por eso me parece importante diferenciar el concepto de hablar y el de comunicar. La comunicación entre productor y veterinario es vital.

Estoy convencido que las zonas son como son por su gente, sus técnicos, sus operarios, sus productores, etc. No hay manera que una zona progrese mucho si no hay gente progresista, pero el progreso se genera a través del esfuerzo, las ganas, el conocimiento, la inteligencia emocional, la actitud. El mundo va a manos de quienes tengan el conocimiento y las ganas de hacer y no de los dueños del dinero.

– ¿Cómo ves el futuro de la profesión?

– A futuro, entiendo que el papel del veterinario es estratégico, porque si bien hoy producimos commodities, a futuro la profesión nos abre un panorama infinito, con la ingeniería genética, las especialities, los lácteos que prevengan el colesterol, etc., sólo es cuestión de tomar la posta y darle para adelante.

 

“Estoy convencido que las zonas son como son por su gente, sus técnicos, sus operarios, sus productores, etc. No hay manera que una zona progrese mucho si no hay gente progresista, pero el progreso se genera a través del esfuerzo, las ganas, el conocimiento, la inteligencia emocional, la actitud”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *