13 de agosto de 2012 17:41 PM
Imprimir

El USDA sorprende con una fuerte reducción en producción de soja

En la primera parte de esta semana se inició con presión por la mejora climática en EEUU, aunque matizada en parte por el hecho de que el rápido avance de los cultivos hace que los mismos no puedan aprovechar convenientemente la mejora en las condiciones climáticas. Pero en la segunda parte de la semana estuvimos pendientes del informe del USDA que se difundió el viernes por la mañana. El mismo mostró como se esperaba bajas en la producción de maíz y soja, pero en el caso de la soja la reducción fue muy significativa. De todas formas estos números no se trasladaron tan directamente a los stocks finales por un ajuste muy fuerte a la demanda. De todas formas para que la demanda baje los precios deben mantenerse altos.
De todas formas el maíz reaccionó con bajas fuertes y acá vemos la confirmación del dicho del mercado “comprar con el rumor y vender con la noticia” que habíamos comentado en extenso en nuestro reporte de la semana pasada. Los operadores fueron comprando a medida que veían que el clima se complicaba, y que podíamos terminar con una merma de producción importante. Finalmente vemos una confirmación de la misma, y ahora que esto es un hecho, la gran cantidad de contratos especulativos comprados, trata de tomar ganancias vendiendo, y se da el contrasentido de que cuando el USDA confirma el problema, los precios en vez de subir bajan.

La soja en cambio tuvo una suba significativa el viernes, fundamentalmente porque el ajuste como veremos más abajo fue muy violento a nivel de producción, mientras que la demanda sigue muy firme, y se retroalimentó con la caída de precios, mostrando que hará alta precios muy elevados para que se quede en esos niveles.

En el plano local, una de cal y otra de arena. Por un lado se descartaron los rumores de que podría haber un aumento de retenciones para la soja que circularon la semana pasada. Pero por el otro los incentivos arancelarios al BIODIESEL fueron eliminados, al tiempo que se avisora para este sector mayor intervención en el mercado.

Muchos podrán pensar que esto es una noticia neutra para los productores Argentinos, en el sentido que las fábricas de BIODIESEL no estaban trasladando un valor mayor al productor en sus compras de poroto de soja. El diferencial a favor de la producción de BIODIESEL quedaba en manos de los propios empresarios. Sin embargo es importante tener presente que esta industria está aún en una etapa seminal. Si bien los volúmenes de producción son importantes, podrían ser mucho mayores, aprovechando el potencial productivo del país. Sin embargo estos cambios en las reglas de juego terminan generando un desincentivo a la producción, y no solo por esta medida en particular, sino también por el hecho de que las reglas estén siendo cambiadas tan rápidamente.

En el caso de EEUU el subsidio de los biocombustibles (en aquel caso etanol) se mantuvo hasta que la industria estuvo consolidada, y las empresas se habían convertido en un actor nuevo pero estable de la actividad. Veremos ahora como sigue el ritmo de inversiones en biocombustibles en nuestro país.

El análisis de los datos del USDA

El foco de atención del mercado estaba puesto en la producción de maíz y soja, especialmente por los ajustes en rinde que podrían venir, tras una seca de dos meses, que recién estas últimas semanas se había empezado a cortar. En el siguiente cuadro podemos ver el dato reportado y las estimaciones previas.

En lo que hace al maíz el ajuste negativo fue nada menos que de 55 mill.tt. respecto al informe anterior. El clima borró del mapa el equivalente de dos cosechas Argentinas de maíz. El dato sorprendió al mercado que esperaba un ajuste 6,3 mill.tt. menor. De todas formas esto entraba dentro de las posibilidades, ya que la situación del maíz no solo era mala, sino que no tenía retorno, y por lo avanzado de los cultivos, el USDA pudo hacer relevamientos más fieles de la situación real.

En el caso de soja, los cultivos están con un 70% de los casos en formación de vainas, faltando el llenado todavía, que con buen clima puede agregar algo de rinde. Por esto se pensaba que el ajuste podría ser menos violento para la oleaginosa. Sin embargo no fue así. La producción esperada se contrajo en casi 10 mill.tt. lo cual fue 3,4 mill.tt. peor de lo que los analistas esperaban en promedio.

Luego de realizar estos ajustes, el USDA también practicó mermas en la demanda, con lo que los stocks finales no cedieron tanto.
En definitiva bajaron 13 mill.tt. en maíz pero para ubicarse en un nivel similar al esperado de 16,5 mill.tt. En tanto en el caso de soja perdieron sólo 410.000 tt lo cual es menos que lo esperado. No obstante, los stocks de soja en EEUU quedaron así en sólo 3,13 mill.tt. un nivel extremadamente bajo, del cual parece muy difícil bajar.

Veamos pues el cuadro de oferta, demanda y stock de maíz, para enfocarnos en los ajustes que se hicieron en el consumo esperado de maíz nortemaericano:

Veamos primeramente que para moderar la caída en la producción, se tomó una proyección de mayor stock inicial, seguramente como correlato de un menor consumo en la campaña que está terminando.

Luego se redujo el uso de maíz para consumo forrajero en 18 mill.tt. y el de etanol en 10 mill.tt. Para que tamaño ajuste en el consumo se produzca es necesario que los precios envíen la señal de racionamiento como lo vienen haciendo, con lo cual esto asegura que se sostengan precios elevados de maíz. En tanto también en el frente externo se genera un ajuste en las exportaciones, que se prevén ahora 7,6 mill.tt. menos que la proyección de julio.

En total se contrajo esta proyección en casi 38 mill.tt. haciendo que sólo “filtrara” a stock una merma de 13,5 mill.tt.

Finalmente debemos remarcar la fuerte merma en el ratio stock/consumo. Cuando nos entramos de que se había sembrado la mayor área de maíz desde la segunda guerra mundial , y se esperaban rindes de maíz elevados por la siembra temprana y las buenas condiciones climáticas iniciales, esperábamos una recomposición desde los 8,2% actuales a casi 12%. Luego cuando vimos que el clima no acompañaba, esa proyección se redujo a 9,3% es decir pasando ya a un escenario de crecimiento moderado. Con estos nuevos elementos que estamos comentando, bajamos a 5,8% una situación por demás de ajustada y delicada.

El ajuste negativo en la oferta de más de 10 mill.tt. fue neutralizado casi en su totalidad por una molineda 2,6 mill.tt. inferior, y una merma en las exportaciones de unas 7,1 mill.tt. Por ello los stock finales solo mermaron 410.000 tt y la relación stock/consumo se sostuvo. El problema es el nivel en el cual nos encontramos: 4,2%. Es muy difícil ver ajustes mayores a partir de estos niveles, ya que estamos hablando de una situación de extrema escasés.

Es más, debemos tener presente que esta situación se produce sobre los hombros de una campaña sudamericana diezmada también por la seca.
Aquí el problema es que la demanda ya venía ajustándose y no le resulta sencillo continuar haciéndolo. La suba de precios necesaria para que esta reducción de consumo se produzca es muy fuerte. Por ello lo que estamos viendo es que los precios se disparan aún cuando los stocks no se movieron tanto.

Otro elemento que debemos observar es el frente internacional. Allí vemos que hubo algo de cosmética adicional para no mostrar una situación tan complicada.

En el caso de maíz además de las mermas en EEUU también se perdieorn casi 4 mill.tt. en la Unión Europea y unas 5 mill.tt. en la ex URSS. Sin embargo fueron aumentaas las producciones en China, Brasil y Argentina, lo cual nos hace pensar si esto no será más una expresión de deseo que una realidad posible.

En el caso de soja el ajuste negativo en EEUU, se compensó en parte con más producción de Brasil que según el USDA debería generar 3 mill.tt. más de soja

Puede el clima alterar esto?

Decíamos que antes del reporte una tendencia negativa se había apoderado del mercado, la que se fundaba en las precipitaciones que se estuvieron dando recientemente. Si bien las mismas no son demasiado significativas, si son abarcativas y se vienen repitiendo, con lo que se va quebrando la racha de seca que se sufrío en los últimos dos meses.

Sin embargo la situación del maíz es ya irrecuperable. Los cultivos ya terminaron la fase de floración en muy malas condiciones, y a eso debe sumársele que en la etapa de grano lechoso tampoco se estuvo recibiendo humedad.

Para la soja la situación es complicada pero quizás no tanto como para el maíz. Si este fuera un año normal, con lluvias en agosto, la soja tendría chances de recuperarse. Pero este año hay varias particularidades. En primer lugar la siembra fue temprana, y esto hace que los cultivos maduren más rápido. En segundo lugar el estrés climático comenzó cuando la soja no estaba todavía completada de sembrar, y los cultivos estaban emergiendo, persistiendo durante todo el desarrollo vegetativo, la floración y 70% de la formación de vainas. Esto nos hace ser pesimistas en cuanto a la capacidad de reacción de la soja, y más aún cuando las lluvias que se dieron y las que están en el pronóstico no son tan signficiativas. De hecho la actualización del monitor de sequía de esta semana dio cuanta de un ajuste todavía mayor en las condiciones secas.

Entonces nos volvemos alcistas?

En realidad los fundamentos siempre apuntaban y siguen apuntando a precios muy firmes. Lo que pasa es que ya estamos en niveles de precios muy elevados. La explicación de como llegamos aquí tiene mucho que ver con una posición de fondos extremadamente comprados, y en maíz los mismos ya se mostraron el viernes vendiendo y cerrando posiciones. Esto quiere decir que el mercado estará más ajustado.

En el caso de la soja los fondos siguen teniendo una posición comprada muy grande, pero no toman ganancias porque el ajuste que estamos viendo en producción de soja es más preocupante que en maíz.

Por otro lado la demanda de soja está dando señales calras de no estar en condiciones de reducirse. En julio las importaciones chinas de soja fueron récord. Y si bien en la primer semana de agosto habían aflojado, con la merma de precios posterior volvieron a reactivarse.

Esto nos lleva a que más allá de lo que esté pasando puntualmente este viernes, pensemos que sea muy importante ir haciendo promedios, capturando este excelente nivel de precios y estando preparados para soportar una volatilidad muy fuerte en los mercados.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Dante Romano, Centro de Gestión Agropecuaria Fundación Libertad

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *