13 de agosto de 2012 13:01 PM
Imprimir

Comenzó la campaña global de merluza

Con el objeto de estimar la abundancia y registración de datos biológicos de la especie merluza, así como también del medio ambiente, en la tarde del jueves comenzó la “Campaña global de merluza”. La primera etapa abarcará desde el paralelo 41 al 48 y participan 12 científicos del INIDEP y un representante de la provincia […]

Con el objeto de estimar la abundancia y registración de datos biológicos de la especie merluza, así como también del medio ambiente, en la tarde del jueves comenzó la “Campaña global de merluza”. La primera etapa abarcará desde el paralelo 41 al 48 y participan 12 científicos del INIDEP y un representante de la provincia de Chubut. La misma se realizará a bordo del buque Dr. Holmberg. Además de la evaluación de merluza hubbsi se recolectarán datos de
abadejo, centolla y calamar, con diferentes programas de la institución.

El diseño de la evaluación está a cargo del programa “Pesquería de Merluza y fauna acompañante”. Los objetivos fijados fueron la estimación de la biomasa y la abundancia total por clase y edad, a la vez que se corroborarán los límites del área de veda de juveniles de merluza en el sector de cría patagónico. También se buscará determinar la estructura por talla y edad de la población y se realizará una descripción de los campos de temperatura y salinidad en el área de estudio. Como ya se viene realizando en las últimas campañas de evaluación, se intentará estimar la densidad de merluza por método acústico y determinar la distribución invernal de otros recursos de interés comercial.

Las dos primeras etapas de la campaña corresponden al sector sur, con una duración de 27 días cada una. La tercera y última cubrirá el área norte desde el paralelo 34 al 41 y se prevé que finalice entre septiembre y octubre, cuando comienza la fase reproductiva de la merluza.

El informe provisto por el Grupo de Evaluación de Merluza del INDEP sobre la evaluación de desovantes y juveniles de merluza hubbsi del pasado enero, arrojó índices de abundancia alentadores y el crucero que por estas horas se realiza resulta determinante para su corroboración. En aquella oportunidad se observó que el índice de abundancia en peso y número de individuos se duplicó respecto de 2011.
De allí se desprendió que el grupo de edad 2 registró un aumento del 74 por ciento superando levemente el nivel de 2005, año que se toma como referencia, no solo por la elevada numerosidad sino por la presencia equilibrada de los diferentes grupos de edad. La estructura de talla observada durante la última
campaña, a pesar de haber evolucionado de forma inestable los buenos desoves producidos durante 2011 y 2012, podría fortalecer la biomasa reproductiva de los próximos años.

Los datos que aporte la campaña global iniciada serán fundamentales para la planificación sobre los volúmenes de explotación sustentables a aplicarse en el 2013.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *