13 de agosto de 2012 13:10 PM
Imprimir

La cosecha de miel alcanzará unos 800.000 kilos, lo que supone una producción “regular tirando a mal

La cosecha de miel en Málaga para este año alcanzará unos 800.000 kilogramos, lo que supone una producción "regular tirando a mal", según ha informado el presidente de la Asociación Malagueña de Apicultores, Fernando de Miguel.

En este sentido, ha señalado que la cosecha, “que prácticamente ya ha terminado este año”, ha supuesto un 50 por ciento menos de lo que debería ser una recolección estándar, que se situaría en unos 1,5 millones de kilos.

De Miguel ha explicado a Europa Press que en cada una de las colmenas se han sacado de media unos 10 o 12 kilogramos, al tiempo que ha advertido de “la irregularidad” de las cosechas, ya que “algunos obtienen cinco kilos y otros 14”.

Al respecto, ha recordado que es desde 2005 cuando se vienen registrado “las malas cosechas” y ha señalado como una de las razones de estos resultados la climatología. En este punto, ha explicado que en octubre y mayo hubo un periodo de lluvia, pero la primavera ha sido seca, por lo que no se han alcanzado unos buenos resultado.

Por otro lado, ha indicado que “se confirman las teorías” de que los pesticidas también son una de las principales causas de las bajas cosechas. Así, ha advertido de que “parece que los pesticidas de últimas generaciones atacan al
sistema nervioso e inmune de las abejas”, lo que, entre otros efectos, les produce problemas de orientación.

Al respecto, se ha preguntado “por qué estas sustancias están prohibidos en países similares al nuestro, como Francia o Italia, y aquí están autorizados”.

DESTINO

Por otro lado, ha explicado que la Miel de Málaga con certificado de garantía se va a empezar a comercializar después del verano, lo que permitirá que “se quede en Málaga un 50 por ciento más de la miel que se va fuera”; aunque, también ha advertido de la subida de los precios.

No obstante, ha señalado que, actualmente, el 80 por ciento de la miel que producen se distribuye fuera; mientras que aquí sólo se queda el 20 por ciento.

En este punto, ha recordado que en Eslovenia el 85 por ciento de la miel la venden los apicultores y en Francia esa cifra
disminuye hasta el 56 por ciento, aunque está lejos de la cifra registrada en España donde sólo el 11 por ciento del producto es vendido por los apicultores. “Con esos precios se puede sobrevivir y competir en condiciones y aquí no, aquí.
dependemos de subvenciones y como nos las quiten nos quedamos sin nada”, ha
concluido.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Vanguardia

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *