14 de agosto de 2012 10:32 AM
Imprimir

Diputados radicales califican de “mezquinos” y “egoístas” a aceiteros

Diputados oriundos del agro consideraron que desde Ciara deberían “sacar la cara” por haber pedido al gobierno que eleve los derechos de exportación al poroto y asegurarse la materia prima más barata. Al mismo tiempo criticaron al gobierno por no querer dejar “un negocio agroindustrial en pie” tras la suba de las retenciones al biodiésel. Otra polémica hacia el interior de la familia productiva.
Si la cadena agroindustrial ha venido reclamando diálogo, consenso y calidad institucional en todos los años de gobierno del kirchnerismo no está dando por estas horas el mejor ejemplo puertas afuera del sector y de cara a la sociedad.

El viernes pasado se conoció el decreto 1339 para la suba de derechos de exportación al biodiésel y la normativa complementaria de Economía, Industria y Planificación que dejan al descubierto un escandaloso pedido del las empresas aceiteras que diputados del radicalismo oriundos de las entidades de la Mesa de Enlace calificaron de “mezquino” y “egoísta”.

En los considerandos de las Resolución Conjunta 438/2012, 269/2012 y 1001/2012, las carteras de Economía, Industria y Planificación que conducen Hernán Lorenzino, Débora Giorgi y Julio De Vido, respectivamente, los funcionarios no dudaron en escrachar a los aceiteros por pedir suba de retenciones.

En la argumentación de la Resolución se explica que “los principales actores de la industria aceitera (   ) solicitaron se contemple la posibilidad de incrementar los derechos de la exportación sobre porotos de soja a fin de aumentar la capacidad de compra en el mercado local del complejo aceitero y así incrementar el nivel de utilización de capacidad instalada”, se lee en la norma rubricada por la terna ministerial.

Desde la Cámara de aceiteros (Ciara) negaron enfáticamente esa afirmación el mismo viernes al precisar que “nunca pedimos que se suban las retenciones a las exportaciones de soja”. Según los funcionarios esa sugerencia fue desechada y en cambio se optó por abrir en forma condicionada la importación temporaria de soja mediante un registro al que se dio en llamar (no se sabe si irónicamente o no) “ROSA”: Registro de Operadores de Soja Autorizados.

Pero desde la bancada radical, acaso por conocer el paño, salieron a criticar el pedido que informó el gobierno mediante los considerandos de la referida Resolución Conjunta. Con lo cual dan por cierto o al menos verosímil que las aceiteras fueran capaces de semejante “mezquindad” como la califican, aún cuando Ciara haya negado el hecho el mismo día de publicada la Resolución.

Los diputados nacionales por la UCR Jorge Chemes (Entre Ríos), Juan Casañas (Tucumán) y Lucio Aspiazu (Corrientes) criticaron en forma conjunta la medida de elevar los derechos de exportación al biodiésel, pero también hubo un párrafo especial para las industrias aceiteras.

“Sería bueno que los directivos de Ciara y las exportadoras dejen de esconderse en sus escritorios, saquen la cara y expliquen si hicieron eso”, reclamó el entrerriano Jorge Chemes. 

El legislador consideró que “es difícil de creer que un grupo de empresas puedan ser tan mezquino, egoísta y poco solidario como para pedir que las retenciones suban aún más, como si estas ya no fueran un pesada carga para el sector agropecuario”. 

Pero Chemes reflexionó luego que la solicitud tenía visos de verosimilitud. “Claro que no es extraño viniendo de quienes se están quedando ilegítimamente e inmoralmente con 3.000 millones de dólares de ganancias del trigo que le corresponden a los productores desde hace 6 años”, disparó el diputado.

Sobre la suba de retenciones, Chemes, Casañas y Aspiazu aseguraron que “teníamos un negocio creciente, que se convirtió en líder en apenas 5 años, que está generando una red de trabajo y servicios en todo el interior y el Gobierno, para variar, le sube las retenciones poniéndole un freno fenomenal”. 

Pero aclararon que la suba de derechos de exportación es “una medida que no sólo afectará a las centenares de medianas fábricas del interior de biodiesel, sino que seguramente terminará traduciéndose en descuentos para el precio del productor. En definitiva, con las medidas que se toman, pareciera que este Gobierno no quiere dejar ningún rubro agroindustrial en pie”.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *