14 de agosto de 2012 03:38 AM
Imprimir

El Gobierno espera que el agro liquide u$s 3.000 millones antes de fin de año

El cepo cambiario le permite al Banco Central pescar en un balde a la hora de tratar de rehacer sus reservas en el rol de principal comprador del mercado cambiario. Sin embargo, la suba de los precios de los granos pusieron en compás de espera a la cosecha de billetes verdes por parte de la entidad conducida por Mercedes Marcó del Pont ya que los productores esperan que el precio se afirme antes de exportar e ingresar divisas que, según estimaciones privadas, podrían llegar a u$s 3.000 millones en los últimos cinco meses del año.

Según un informe del IERAL, mientras que en los primeros siete meses del año pasado el BCRA lograba comprar u$s 40 de cada u$s 100 que ingresaban al país por exportaciones agrícolas, este año se hizo de u$s 63 por cada u$s 100 exportados. Con el grueso de la cosecha ya fuera del país, ?se calcula que los productores ya vendieron más del 70 por ciento, aunque los exportadores no lo hayan vendido en su totalidad?, aún queda margen para que la autoridad monetaria sume divisas.
Según cálculos de la Empiria Consultores, del ex BCRA Hernán Lacunza, la autoridad monetaria podría llegar a comprar otros u$s 3.000 millones en lo que queda del año gracias a la facilidad de movimientos que le permite el cepo cambiario.
Sin embargo, para hacerse de esos dólares Mercedes Marcó del Pont tendrá que armarse de paciencia. Durante la mayor parte de julio y lo que va de agosto, el mercado cambiario mayorista careció de oferta: las liquidaciones de exportaciones no llegan.
Productores y exportadores agropecuarios están retaceando los envíos al exterior, en días en que la tonelada de soja perfora y supera la barrera de los u$s 600.
Como consecuencia, las compras de la autoridad monetaria se estancaron. Desde principios de julio que están en torno a su nivel actual, de u$s 8.300 millones.
La cifra está muy cerca del objetivo establecido por el Central en su programa monetario para todo 2012, donde se estimaba un saldo cambiario de u$s 9.000 millones.
?El ingreso de divisas está relacionado con las ventas de los productores, y en la medida en que el productor reduce el ritmo de ventas se resiente el ingreso de divisas?, explicó Alberto Rodríguez, presidente de CIARA-CEC, la cámara de los exportadores de granos.
?Cuando el precio sube, nadie vende, porque no se quieren perder la suba del día siguiente. Hasta que desaparezca la volatilidad en el mercado de commodities, el volumen en el mercado cambiario va a estar por el piso?, dijo Joaquín Berro Madero, economista del IERAL.
El viernes pasado el Central logró comprar cerca de u$s 85 millones en el mercado mayorista, su mejor marca desde mediados de julio. Ayer, apenas si superó los u$s 10 millones. De hecho, la autoridad monetaria se vió obligada a hacer algunas ventas con el objeto de evitar que el tipo de cambio avanzara a una velocidad mayor a la que indica el deslizamiento que está en el menú oficial.
En el Central se lo toman con calma. Por un lado, entre noviembre y fin de año, la mayor demanda estacional de pesos por aguinaldos, vacaciones y fiestas, suele darle margen para sacar la billetera y sumar divisas.
Por el otro, se muestran tranquilos porque las compras ya hechas superan los vencimientos en dólares que cubrió y cubrirá durante este año la entidad. En total, este año deberá desembolsar u$s 6.800 millones, $ 2.200 de ellos ya pagados el 3 de agosto con la última cuota del Boden 2012.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *