14 de agosto de 2012 22:53 PM
Imprimir

Denuncian que la brecha entre lo que cobra un productor y el “precio de góndola” llega hasta 5.800%

Confederaciones Rurales Argentinas presentó su informe "De la Tierra a la Mesa", que analiza lo que sucede con el tomate, el maíz y la miel

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) advirtió este martes que la brecha entre lo que cobra un productor de tomate para lata y el precio al que se vende en la góndola de supermercado llega al 5.800 por ciento.

En tanto, los productores cobran 1,25 pesos por 1,6 kilo de maíz necesario para hacer un kilo de polenta, que se cobra a los consumidores 14,5 pesos, con una brecha del 1.060 por ciento.

Los datos fueron consignados en una nueva presentación del ciclo anual organizado por CRA “De la Tierra a la Mesa”, donde se analizaron las brechas de precios del tomate, el maíz y la miel entre lo que percibe el productor y lo que pagan los argentinos en las góndolas de supermercados y almacenes.

Así, por kilo de tomate fresco el consumidor paga 12 pesos en las góndolas, 329% más con respecto a lo que se le abona al productor, que son 2,80 pesos.

Por el tomate necesario para una lata, la brecha es de 5.800%: 11 centavos recibe el productor, 6,50 pesos paga el consumidor.

El tomate es uno de los principales productos hortícolas que se consumen en el mercado fresco, y la producción continúa a lo largo del año, por la extensión en la latitud y diversidad de ambientes, pero se realiza a mano porque no es un proceso automatizado.

Las mayores regiones productivas de la Argentina son la bonaerense y la correntina, y se trata de un mercado con oferta atomizada y demanda concentrada: tres empresas captan el 40% de la producción industrial.

Comparado con Chile, Paraguay y Uruguay, la Argentina tiene el el kilo de tomates frescos más caro en dólares.

Respecto del maíz, los especialistas remarcaron que por sexto año consecutivo el mercado continúa intervenido y que las herramientas van desde ROEs hasta acuerdos con la exportación para proteger a feedlots, el sector avícola y el sector porcino.

También advirtieron que “los productores ya transfirieron al resto de la cadena más de 4.000 millones de dólares”.

Para la actual campaña 2012/13, se abrió un cupo de 15 millones de toneladas, pero al productor se le paga 750 pesos por tonelada, mientras que la capacidad de pago es de 1.150 pesos.

La incidencia de la materia prima en la formación del precio es menor al 10 por ciento. Un caso es la polenta: por ella se le paga al productor $1,25 por 1,6 kilo de maíz necesario para hacer un kilo de polenta y el consumidor la compra a $14,40. Así, la brecha es de 1.060 por ciento.

En la producción de miel, el precio que pagan los consumidores con respecto a lo que perciben los productores apícolas es 292% superior.

Por la miel a granel por kilo se le paga $8,30 al productor, mientras en el super hay que abonarla $32,50.

La producción argentina de miel durante el 2011 fue de 75 mil toneladas y el 97% de los productores argentinos son de pequeña y mediana escala.

Buenos Aires se encuentra a la cabeza, seguida por Entre Ríos, como las principales productoras, indicó NA.

La Argentina se encuentra entre los cinco principales productores mundiales, China abarca cerca del 33%, seguida por Turquía, Alemania, Estados Unidos y Argentina que es el segundo exportador mundial (13%), ya que en 2011 las ventas apícolas al exterior totales alcanzaron los u$s226 millones, 28% más que el año anterior, debido a los altos precios.

Fuente: iProfesional

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *