16 de agosto de 2012 10:11 AM
Imprimir

Retenciones al biodiésel: La gran industria pide ser escuchada

En un comunicado de cuidada factura, sin alusiones directas al aumento decretado por el Gobierno para las retenciones a la exportación de biodiesel, que pasaron del 20 al 32%, la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), que nuclea a las firmas más poderosas del sector, hizo una pequeña historia de su evolución y solicitó que sean atendidos sus puntos de vista por las autoridades.

En concreto, CARBIO pide una reunión “con funcionarios integrantes de la ‘Unidad Ejecutiva Interdisciplinaria de Monitoreo’, responsable de la fijación de precios del biodiesel, con el fin de hacerle llegar nuestras inquietudes y puntos de vista sobre el mercado interno y externo de nuestra industria con el propósito de arribar a objetivos positivos para todos los involucrados”.

En el comunicado se recuerda que “a raíz de la fuerte promoción al agregado de valor a los productos primarios y a los Biocombustibles en particular fomentado por el gobierno Argentino desde el año 2003 en adelante, se ha desarrollado una industria de biodiésel que ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos 5 años”.

Cuarto productor y primer exportador a nivel mundial de biodiésel, el sector ha facturado, según CARBIO, más de 2.000 millones de dólares (1.629 millones de euros) en exportaciones en el 2011, “a la vez que ha contribuido a sustituir importaciones de gasoil y diversificar la matriz energética con un producto sustentable de producción nacional”.

Se cifra en más de 4.800 millones de pesos (mil millones de dólares; 800 millones de euros) el monto de las inversiones y la creación más de 6.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos. Respecto a la capacidad de producción actual, se asegura que es de unas 3.4 millones de ton/año, y que, ampliaciones y nuevas plantas en marcha mediante, podría elevarse a 4 millones de ton para principios de 2013.

También se cita, entre las contrariedades del actual momento, la Orden Ministerial española que impide la utilización de biodiésel no producido en ese país (en el 2011 las exportaciones a este destino representaban un 70%) y “un infundado reclamo de la Asociación Europea de Biodiésel (EBB) por anti-dumping, presentado a la Comisión Europea contra la Argentina, con el objetivo de evitar la entrada de nuestro producto a Europa e industrializar en destino ‘primarizando’ nuestras exportaciones”.

El comunicado finaliza con esta reflexión: “Hoy el sector productor de biodiésel necesita que se continúen valorando e impulsando las inversiones realizadas en el país, y que se resguarde esta industria nacional emergente de ejemplo mundial, tal lo que se ha venido realizando en estos últimos años”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: energias-renovables.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *