17 de agosto de 2012 10:38 AM
Imprimir

El campo vuelve a la carga contra el inmobiliario rural

Los productores comenzaron a recibir el aumento pendiente. Los aumentos en las partidas superan en muchos casos el 300 por ciento y en otros llegan al 600.

Dirigentes rurales bonaerenses insisten que los aumentos en las partidas superan en muchos casos el 300 por ciento y en otros llegan al 600, pese a que el Gobierno provincial en su momento habló de cifras que rondaban el 60 por ciento.

Se trata de un “cargo adicional” a la segunda cuota del Inmobiliario que los productores pagaron, sin subas, a mediados de julio. Aunque para entonces la Legislatura ya había aprobado el nuevo aumento -en el marco del paquete impositivo impulsado por Scioli que también incrementó Ingresos Brutos y Sellos- la Provincia decidió no aplicar el incremento buscando para evitar tensar aún más las relaciones con el sector.

Ahora, los chacareros comenzaron a recibir el aumento pendiente, que deberán pagar a partir de este jueves, mientras que en noviembre llegarán las partidas de la tercera y última cuota anual del Inmobiliario con las subas ya incorporadas. En este sentido califican la cuota de “excesiva” y aseguran que muchos chacareros “no la van a poder pagar”.

La suba del Inmobiliario se aplicó en función del revalúo de campos que decretó Daniel Scioli. El sector rural resistió especialmente la aplicación de las nuevas valuaciones porque, asegura, determinará fuertes subas en el pago de impuestos nacionales como Ganancias y Bienes Personales que se calculan sobre la base de los valores fiscales de los campos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *