18 de agosto de 2012 12:47 PM
Imprimir

Aplicarán sanción a frigorífico que adulteraba peso de ganados

URUGUAY: Severa multa a industria que perjudicó a productores en más de US$ 1 millón.

El establecimiento frigorífico Frigoyí será sancionado con la multa mayor que prevé el Instituto Nacional de Carnes (INAC), al comprobarse que adulteraba los valores en la balanza que pesa los ganados para el pago a los productores ganaderos, maniobra que le reportó más de US$ 1 millón, según revelaron fuentes del organismo a El Observador.

El tema será planteado en la reunión de INAC del próximo lunes, donde se propondrá la aplicación de la máxima sanción prevista, que consiste en 15.000 Unidades Reajustables (US$ 400 mil, aproximadamente).

Los técnicos de INAC detectaron a través de las cajas negras (Sistema Electrónico de Información de la Industria Cárnica), que en la planta del frigorífico se estaban produciendo serias irregularidades en perjuicio de los ganaderos que le vendían sus ganados. El detalle detectado estaba relacionado con el peso de las taras de la balanza utilizada, que estaba por encima de lo autorizado.

El frigorífico que será sancionado pertenece a la empresa Bilacor SA, del departamento de Durazno, según lo divulgó ayer el programa Tiempo de Cambio de radio Rural. La maniobra consistía en aumentar el peso de la rondana que transporta la hacienda sobre el riel donde está ubicada la balanza, que constituye la tara que luego es descontada en la balanza que registra el peso de los vacunos.

 En las operaciones de compra aparecían entonces pesos mayores a los establecidos oficialmente en la tara, que es de 4 kilos. El frigorífico llevaba el peso a 6 kilos, lo que le reportaba que determinada cantidad de kilos de carne del animal  no fueran contabilizada para pagarle al productor.

Se trata de la denominada cuarta balanza en el nuevo sistema que generó la puesta en marcha de las denominadas cajas negras, que es la conocida como segunda balanza, que utilizan desde hace muchos años los productores para la venta de la mayor parte de sus ganados a los frigoríficos. Otra parte de los ganados se vende en pie.

El sistema permite contar con la información histórica de todo el funcionamiento que es reportado por el frigorífico, lo que posibilitó revisar hacia atrás el tiempo y los kilos que en total habían representado la maniobra, lo que  hace estimar que el perjuicio a los productores suma más de US$ 1 millón.

El sistema de cajas negras implementado por INAC permite tener en tiempo real toda la información de siete balanzas, desde que ingresan los animales al establecimiento de faena, su transformación en carne, hasta la salida del producto para su comercialización.

Es la primera vez que INAC aplica la mayor sanción prevista para un frigorífico que comete este tipo de irregularidad e implica también que continúen los controles a toda su gestión operativa.
Al cierre de esta edición estaba reunida la directiva de la Sociedad Rural de Durazno analizando este tema. La gremial representa a los productores afectados y además es remitente de ganado gordo a Frigoyí.

Las balanzas de las cajas negras

El sistema de cajas negras incluye cuatro balanzas controladas por INAC. Los puestos de pesaje toman las siguientes mediciones:  el peso de los lotes de ganado bovino que ingresan a cada planta (Puesto 1); el peso de cada animal luego de su desangrado (Puesto 2); el peso de las dos medias reses que se obtienen previo a la operación de dressing (Puesto 3); y el peso de las mismas medias reses posteriormente al proceso de dressing (Puesto 4).

Fuente: Observa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *