20 de agosto de 2012 13:21 PM
Imprimir

Uruguay: consumo de papa fresca cayó en 50.000 toneladas

Francisco Vilaró, agrónomo del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), dijo que el mercado interno consume 100 mil toneladas de papa fresca y 50 mil toneladas de productos importados, que ingresan al país en diversas formas, por ejemplo congelados o deshidratados.

El consumo de papa fresca en Uruguay se fue reduciendo notoriamente durante los últimos años aumentando a la vez el uso de productos procesados, en su gran mayoría importados.

Francisco Vilaró, agrónomo del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), dijo a El Observador Agropecuario que el mercado interno consume 100 mil toneladas de papa fresca y 50 mil toneladas de productos importados, que ingresan al país en diversas formas, por ejemplo congelados o deshidratados.

Por lo tanto, la tercera parte del consumo de papa fresca “se perdió” y fue sustituido por esas importaciones, que significan US$ 30 millones por año.

Así se generó una necesidad imperiosa de recuperar, al menos en parte, el mercado que se cedió.

En ese marco se organizó –la semana pasada en el Cedel Carrasco Norte– una jornada de caracterización de variedades de papa y de detección de preferencias comerciales, útil para analizar la producción y demanda.

La actividad fue coordinada por la Comisión Administradora del Mercado Modelo (CAMM), la Asociación Nacional de Semilleristas de Papa (Ansepa) y el INIA, con colaboración del área Montevideo Rural de la Intendencia de Montevideo (IM), con la misión de contribuir a sensibilizar al consumidor sobre el valor que tiene poseer una debida orientación a la hora de tener que escoger cuál es la papa más adecuada para sus requerimientos gastronómicos.

La actividad, por otra parte, dejó enseñanzas a investigadores, productores y comerciantes.

Vilaró destacó que la variedad que predomina en el mercado local es Chieftain. Lo mejor es que sea ingerida tras ser hervida y eso mucha gente no lo sabe. Se desconoce con precisión, por parte de muchas personas, qué utilidad tiene cada variedad disponible y eso incidió en el reemplazo del consumo de papa fresca por el producto industrializado.

Vilaró explicó que INIA está a las órdenes de cualquier emprendimiento industrial local, sea cual sea su tamaño, para asesorar sobre la variedad más adecuada a sus propósitos, “no solo hay un asesoramiento en relación a la variedad, también sobre su manejo agronómico”.

Según se informó, se aprecia la existencia de limitadas opciones varietales y una escasa diferenciación del producto a nivel comercial, de acuerdo a calidad de consumo y aptitud de uso.

Eso motivó la realización de esta actividad, en la que se caracterizaron nuevas variedades comerciales de papa y clones avanzados de INIA, en relación a su calidad comercial y aptitud de uso.

En diversas mesas –en el ex hotel del Parque Rivera– productores, comerciantes y gastrónomos realizaron la caracterización varietal por apariencia comercial y luego degustaron papas cocidas al horno, hervidas o en bastones fritados. La elaboración, hecha por las empresas Acuaria e Hidrofood, fue conducida por el ingeniero Gastón Ares, del área de Tecnología de Alimentos de la Universidad de la República.

Se informó que los resultados de esta suerte de cata a ciegas se están procesando.

Las cifras:

92 productores generaron la papa producida en Uruguay en 2011.

5.076 hectáreas se plantaron con una producción de 90.155 toneladas y un rinde de 17,8 ton/ha sumando las zafras de otoño y primavera.

2.191 hectáreas de las 2.868 que fueron plantadas en otoño de 2012 están en San José, en Rocha hay 342 has, en Maldonado 127, en Colonia 77 y en Canelones 46, por citar los cinco departamentos con más área.

72% de la papa de otoño de 2012 es de la variedad Chieftain y el 9,2% es Red Magic. Ninguna de las otras variedades llega al 3%.

Fuente: Observa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *