21 de agosto de 2012 10:31 AM
Imprimir

“También están metiendo la mano en el mercado de soja”

"Esto le quita transparencia a uno de los pocos mercados que tenía algo de transparencia", dijo Gustavo Oliverio. “Da la sensación de que el 35% no alcanza”.

Para Gustavo Oliverio, de la Fundación Producir Conservando, “lo que más me preocupa es que da la sensación de que no alcanza con el 35% y hay que ir por más”. El asesor en temas de producción considera que estan “buscando solucionar los problemas fiscales antes que pensar en el futuro. Esto sigue siendo una constante en la Argentina de hoy. Eso es un tema muy complicado para el sector porque necesita en algún momento planes a mediano y largo plazo”.

Consultado sobre versiones de que la incidencia en los precios al productor rondaría una quita adicional de 2,5%/3% (US$ 8/9), Oliverio destacó que “el impacto se mide en un menor ingreso del productor, y se traslada a toda la cadena, porque en última instancia lo que se deja de recibir es una demanda que existía para biocombustible que hoy va a ser inexistente, o va a mermar muchísimo”.

“Yo no tengo la cifra pero lo que más me preocupa es que da la sensación de que no alcanza con el 35% y hay que ir por más. Da la sensación de que todo tiene una traba. Hoy, en la Argentina, nada se hace en forma natural, ordenada y continua. Todo tiene reglas de juego hoy que mañana pueden cambiar. Lo cual hace que todo sea más difícil y más complicado de prever. Obviamente que esto restringe inversiones y muchas cosas porque cuando uno no tiene clara las cosas limita sus inversiones”, dijo en dialogo con Radio Colonia.

Respecto de este impacto, el especialista explicó que “toda suba de retenciones y cambios de las reglas fiscales afecta a todas las producciones porque, en última instancia, independientemente de la pérdida de competitividad de los productos afectados, lo que se daña es la credibilidad de la estabilidad de las reglas fiscales en juego. Complica la competitividad del maíz o de la soja; mejora una o mejora la otra, pero la realidad es que siguen poniéndole un manto de gran duda a la sustentabilidad de todos estos productos, porque a largo plazo es inviable pensar que hay sustentabilidad económica cuando hay reglas de juego, en este caso fiscales, que cambian permanentemente o que tienen modificaciones para arriba o para abajo. Eso hace muy difícil que esto sea previsible”.

También consideró que “La realidad es que el maíz, el trigo y la carne son actividades que están, vulgarmente llamadas, intervenidas. Son actividades donde alguien metió la mano en el mercado, y este no refleja la realidad. La sospecha de todo esto es que ahora también están metiendo la mano en el mercado de soja, lo que de alguna forma le quita transparencia a uno de los pocos (mercados) que tenía algo de transparencia. Con lo cual no creo que beneficie a nadie puntualmente porque no creo que haya productores que hoy piensen que no hay estabilidad en las reglas de juego fiscales para la soja y si las hay para el maíz cuando este ya está intervenido y tiene un diferencial del FAS teórico con el FAS real que va entre US$18 y US$25, dependiendo del momento de la semana, del momento de embarque y el humor de los operadores del mercado. Con lo cual no creo que beneficie a nadie en particular. Puede haber alguien que quería tener una determinada expectativa de rendimiento económico en soja y con esta supuesta caída de precios no la va a tener. Pero la verdad es que nadie se beneficia con esto. Bah, el que se beneficia es el que recauda porque tiene mayores ingresos. Se está pensando en una sola parte y no se está mirando el fondo. El problema es que en Argentina hace rato que estamos mirando un solo lado del mostrador y eso en algún momento tiene un final, porque eso se paga. Eso es la sustentabilidad, o la pérdida de mercados como nos está pasando en la carne. Estamos casi en el récord de mínima exportación de carne como la Argentina no había tenido nunca. Eso significa que se pierden mercados y que hay más complicaciones que van a venir”, finalizó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *