21 de agosto de 2012 17:02 PM
Imprimir

Santa Fe: el kirchnerismo insiste en subirle los impuestos al campo

En dos semanas, la Cámara de Diputados de Santa Fe debatirá el proyecto de reforma triburatia presentado por el gobierno de Antonio Bonfatti, que fue aprobado con modificaciones por el Senado. El bloque kirchnerista intentará profundizar las subas al campo y espera una señal de la Casa Rosada. De conseguirlo, la iniciativa volvería a la Cámara Alta. Las dudas del oficialismo.
La situación financieras de las provincias se agrava y los gobernadores comienzan a expresar públicamente sus quejas a la Nación. En medio de esas tensiones, Antonio Bonfatti no logra aprobar el proyecto de reforma tributaria que envío a la Legislatura hace varios meses. Aunque la iniciativa cuenta con media sanción, el panorama no parece sencillo para el oficialismo santafesino.Ocurre que el proyecto inicial de Bonfatti planteaba una profunda reforma de carácter progresivo, pero en el Senado -donde las entidades agropecuarias, vía intendentes, tiene un fuerte poder de lobby- sufrió serias modificaciones.

Los avalúos fiscales para los terrenos rurales, por caso, se recortaron drásticamente. En rigor, el costo de las tierras no se retocaban desde 1974. Por eso, el gobierno de Bonfatti planteó un avalúo progresivo hasta 2018, cuando los valores de los campos más caros serían actualizados en un 600%. En la Cámara Alta, sin embargo, se modificó y se puso un tope de hasta el 70%.

Estos cambios pusieron en una disyuntiva al gobernador: insistir en su reforma progresiva implicaría un retraso en el cobro de los nuevos niveles de impuestos -pues la inciativa tendría que volver a pasar por el Senado-. Pero la necesidad de cobrar cuántos antes ese caudal de dinero, sería resignar el espíritu de su proyecto.

Para profundizar esas contradicciones, el núcleo duro del kirchnerismo en Santa Fe -liderador por Agustín Rossi- intentará devolverle al proyecto de reforma tributaria sus principales pilares. “Queremos volver a subir el aváluo fiscal, y como contrapartida bajar el impuesto inmobiliario urbano, sobre todo en los barrios más carenciados”, explicó a LPO un legislador kirchnerista.

Pero según pudo saber este medio, para lograr alinear a todos los sectores del peronismo provincial, la semana próximo podría bajar un mensaje de la Casa Rosada. Es que estos cambios -además de aumentar indirectamente los fondos que recibe la Nación por impuestos nacionales sobre esos valores fiscales- profundizaría las contradicciones de Bonfatti.

“¿Apoyará nuestros planteos de carácter más progresistas -que coinciden con su idea original- o por su necesidad de dinero avalará la presión del campo?”, es la especulación que ronda en el kirchnerismo provincial.

Fuente: LPO

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *