23 de agosto de 2012 00:36 AM
Imprimir

Espinacas con riego por goteo llegan a 50.000 kilos/hectárea

Con buena nivelación, siembra tercerizada con especialistas, variedades probadas, fertilizaciones correctas según análisis y la incorporación del riego por goteo, en el corazón del Médano de Oro lo lograron.

A la vista, un mar verde. Previo a la cosecha, visitamos la Finca La Paz, sobre calle 13, al Este de calle Alfonso XIII, en el chacarero Médano de Oro. Allí vimos un lote excepcional de espinacas, con destino final al deshidratado industrial, con riego por goteo como mejora significativa respecto de la temporada anterior. Su titular Walter Castro, dijo a Suplemento Verde ‘encaja justo en la rotación con el tomate tipo perita para fábrica, que vengo haciendo. Hemos ajustado el diseño, tenemos la distancia entre cintas plásticas de riego de 16 milímetros, ubicadas a 0,70 metros, con goteros cada 0,30 metros, y un caudal de 1 litro por hora. Es de 200 micrones de espesor. Teníamos el modelo para tomate a 1,40 metros, según las especificaciones de los especialistas del Programa Tomate 2000 que nos asesoran en la faz técnica y la modificamos a 0,70 para la espinaca’

Altísimos rindes

Con este cambio tecnológico, el productor ha logrado un significativo avance. Están sobre los 50.000 Kilogramos de verdura fresca por hectárea . Todo va a deshidratado industrial, en la planta de Skuki, sobre la Ruta Nacional Nº 40.

Contó Daniel, el encargado de campo, que han fertilizado con fósforo en el arranque y luego aplicaron varias veces nitrógeno, el elemento de mayor demanda para las hojas verdes de esta hortaliza.

Realmente sorprende ver un lote con tanto rinde. Consultamos a Castro su calendario y expresó que luego de cosechar el tomate, preparo la tierra y largo con la espinaca, este año me demoré al igual que muchos productores, y estamos cosechando tarde, pero mucho. Pienso rotar con brócoli otra campaña, en vez de espinaca, y también incorporar zapallo en vez de tomate, para primavera-verano.”

Ariel Lucero Reinoso, profesional especialista en riego por goteo, presente en la recorrida a la finca, indicó a este medio que aquí se armaron 3 lotes separados, de un total de 7,5 hectáreas, y se va a sumar otro, sumando un bloque de 10 en total. Como primer año la experiencia de manejo de riego fué buena, pero aún hay cosas para mejorar y puede subir más el rendimiento final por hectárea.

La finca tiene turno de agua de río, y un pequeño pozo, con el que llenan un reservoreo. Además de regar cultivos, lavan suelos en época invernal, para llegar a poder explotar toda la propiedad.

Han sembrado tercerizando la tarea con un productor de la zona que se ha dedicado a esto con maquinaria apta y ha eficientizado la labor. Eligieron las variedades El Dorado, ya probada y están ensayando Siena, por consejo de la Ing. Agr. Silvia Dal Santo, de Semillas Emilio.

Finalmente, y muy satisfecho, Walter Castro nos contó “estoy más que satisfecho, no hay experiencia de uso de riego por goteo en espinaca y le vamos tomando la mano. Hay futuro. Aprovecho las mangueras de tomate, las reciclo, y de 2 lotes de tomate en relación de cintas plásticas, hago uno de espinaca. Todos los equipos y las instalaciones del goteo son de ABM a quien le debemos mucho. Esto para mí es un sueño cumplido.

Fuente: Diario de Cuyo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *