23 de agosto de 2012 22:42 PM
Imprimir

Proyecto busca optimizar el manejo nutricional en la producción de arándanos orgánicos

CHILE : La iniciativa se basa en la habilitación de un sistema que considera, entre otros factores, el rendimiento estimado del huerto, la composición química del suelo y la necesidad de nutrientes de acuerdo al estado fenológico de la planta. Ya se desarrolla en las regiones del Maule, Biobío, y La Araucanía.

Ante la menor disponibilidad de alternativas orgánicas de nutrientes en los productos autorizados y el escaso conocimiento que se tiene de ellos, el manejo nutricional en los cutlivos de arándanos es un problema frecuente.

Para superarlo, la empresa Hortifrut –junto al apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)– está implementano una herramienta tecnológica orientada a mejorar el manejo nutricional en la producción de arándanos orgánicos, mediante la incorporación de instrumentos y productos que mejoren la calidad y protejan la inocuidad de esta fruta. 

La iniciativa ya se desarrolla en las regiones del Maule, Biobío, y La Araucanía y funcionaría como apoyo a la toma de decisiones que se refieren al manejo nutricionalque se efectuará en cada temporada en los huertos de arándanos. La empresa calcula que, en el país, hay 1.200 hectáreas plantadas de arándanos orgánicos.

Funcionamiento y operatividad 

En la practica el instrumento considerará cuatro factores: el rendimiento estimado de cada unidad productiva (sector de riego), las propiedades químicas del suelo (información ya generada); la necesidad nutricional del huerto de acuerdo al estado fenológico  (información ya generada) y al contenido de nutrientes, tasa y la dinámica de entrega de los fertilizantes nitrógeno orgánicos evaluados en este proyecto. A partir de los antecedentes recopilados, la herramienta determinará varias alternativas de manejo nutricional que se podrán aplicar en el huerto. 

El sistema, se instalará en los computadores de los usuarios de Hortifrut, asesores, encargados de campo y productores de arándanos de diferentes zonas agrícolas del país. Así, se abarcaría un 60% de la superficie productiva a nivel nacional con esta modalidad de producción. 

De este modo, el plan entregará bases técnicas de tipos de fertilizantes orgánicos y su tasa y dinámica de aplicación del nitrógeno en tres tipos de suelos, las que se podrían extrapolar a otros frutales que se manejen bajo cultivo orgánico, ajustando y modificando algunos parámetros como los requerimientos nutricionales en base a cada producción y estado fenológico.   

“La necesidad de contar con un sistema que nos permita mejorar la productividad  y rentabilidad de los huertos con manejo orgánico es fundamental. Actualmente conocemos el valor nutricional de algunas fuentes de fertilizantes nitrogenados orgánicos, pero  desconocemos la tasa y dinámica de entrega de estos, lo que no sólo limita su aplicación oportuna a la planta sino que también la eficiencia en la utilización de los recursos”, indicaron la coordinadora de la iniciativa, Denise Donnay, y el investigador asociado del INIA, Juan Hirzel.

Se espera que los resultados del proyecto permitan optar por una mejor decisión respecto a los productos a utilizar, en función de sus capacidades de entrega de nutrientes, oportunidad de aplicación  y precio. 

“En general, los avances en el manejo técnico nutricional permiten que la calidad y la vida de postcosecha de la fruta mejore y se generen menos problemas de descarte por fruta blanda, deshidratada o pequeña, todos fenómenos asociados   desbalances nutricionales, entre  otros problemas que limitan la rentabilidad del negocio”, señaló el ejecutivo de innovación de FIA y supervisor de la iniciativa, René Martorell.

Fuente: Portal del Campo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *