24 de agosto de 2012 13:59 PM
Imprimir

Terminó la siembra de cebada cervecera

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que finalizó la siembra de cebada cervecera. De esta forma, a nivel nacional se lograron cubrir 1.570.000 hectáreas.

En tanto, las lluvias acumuladas en toda el área agrícola nacional durante las últimas dos semanas beneficiaron notoriamente el estado de los plantíos, ya que las sucesivas heladas del mes de julio sumadas a la escasa oferta hídrica comenzaban a limitar el crecimiento del cultivo.

“En el Núcleo Norte, el 80 por ciento de los cuadros transita el macollaje en muy buenas condiciones, mientras que el 20 por ciento restante comienza la etapa de encañazón. Hacia la vecina región del Núcleo Sur, el porcentaje es un tanto menor, siendo un 75 por ciento que transita dicha etapa, mientras que un 22 por ciento aun se encuentra en el período de diferenciación de hojas y apenas un 3 por ciento comienza la encañazón. Ambas zonas presentan muy buenas condiciones de cultivo, recuperándose de las heladas que afectaron aquellos potreros que venían más avanzados”, señala el informe sobre del estado de los cultivos.

Paralelamente, en el oeste bonaerense y norte pampeano las reiteradas precipitaciones que se acumularon ocasionaron “encharcamiento en numerosos cuadros afectando el cultivo”, dijo la entidad, y advirtió que “existe la posibilidad de que gran parte de esta superficie se dé por perdida debido a la susceptibilidad de la cebada al anegamiento”.

Similares situaciones se registraron hacia el Centro de Buenos Aires, mientras que en los partidos de Azul, Bolívar y Daireaux se observan cuadros anegados como producto de las sucesivas lluvias con abundante milimetraje durante los últimos meses. “Si bien aún no se habla de pérdidas efectivas de área, aquellos cuadros que no logren drenar correctamente la humedad se darán por perdidos”, expresó la Bolsa.

“Hacia el núcleo cebadero del Sudeste de Buenos Aires, en donde se concentra cerca del 55 por ciento del área nacional de este cultivo, el grueso de los cuadros transita la diferenciación de hojas mientras que un 22 por ciento comienza la etapa de macollaje en buenas condiciones. Gracias a las lluvias, los productores piensan en refertilizar los cuadros con el fin de maximizar el rendimiento a cosecha”, detalló el análisis.

En cuanto al trigo, las lluvias registradas durante los últimos siete días mejoraron la humedad disponible de los cuadros sobre amplios sectores de Buenos Aires y Entre Ríos, que presentan actualmente una condición de exceso hídrico, sobre todo en relieves bajos.

Simultáneamente, las precipitaciones brindaron alivio importante en La Pampa, Santa Fe y Chaco, además de sectores del sur y este de Córdoba y noreste de Santiago del Estero. Según la Bolsa de Cereales, la recuperación “no sólo fue significativa y generalizada, sino que también fue oportuna para la franja central, en donde la mayoría de los cuadros implantados comienzan a transitar el período de encañazón”.

Y agregó que “actualmente estas regiones revertieron su déficit hídrico y, a poco tiempo de iniciar fases reproductivas críticas en la formación del rinde potencial, no presentan limitación alguna”.

En cambio, en Chaco muchos cuadros se encontraban en muy mala condición antes de las precipitaciones relevadas, y debido a ello fueron pastoreados durante las últimas semanas.

“Sin lluvias desde hace más de treinta días, la mayor parte de los cuadros implantados en la región NOA se encuentra espigando bajo una condición hídrica que varía entre regular y escasa”, finalizó.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *