24 de agosto de 2012 13:50 PM
Imprimir

El campo habla . . . .

… que, a pesar de haber sido una semana corta por el nuevo feriado del lunes, la actividad fue intensa. Es que a la megapresentación de Monsanto en el Zanjón de Granados, con la que la empresa se «reincorporó» el mercado local de soja después de 16 años y que contó hasta con la presencia […]

… que, a pesar de haber sido una semana corta por el nuevo feriado del lunes, la actividad fue intensa. Es que a la megapresentación de Monsanto en el Zanjón de Granados, con la que la empresa se «reincorporó» el mercado local de soja después de 16 años y que contó hasta con la presencia del ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, se sumó la charla de Jorge Asís en la apertura del nuevo ciclo del CEIDA en la Rural de Florida. También en otra presentación del ahora más que requerido especialista jurídico-impositivo Juan Pedro Merbilháa acosado por los productores tras el «impuestazo», especialmente bonaerense; en la ya tradicional entrega de premios de Dow Agrosciences en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires o en el aniversario de la de Rosario anoche mismo, en esa ciudad santafesina. Por supuesto que el clima, ahora ya con excesos de agua en algunas localidades, y la nueva relación que aparentemente el Gobierno, vía Agricultura, intenta con algunas empresas o sectores, estuvieron en el centro de todos los corrillos, e hicieron recordar otros tiempos, cuando el secretario de Agricultura era Miguel Santiago Campos y las relaciones llegaron hasta el enfrentamiento jurídico internacional (en el que la Argentina no salió demasiado bien parada).

… que tal vez lo más novedoso del esquema actual no sea la relación Gobierno-privados en sí misma, sino la salida que finalmente parecen haber encontrado para el tema de las regalías en semillas, que se viene arrastrando desde hace 10 años y que hizo que el propio Yauhar sostuviera «hay que pagar» (algo que algunas de las entidades resistían), y que la gente de la empresa afirmara «volvemos al germoplasma en la Argentina. Confiamos en que los nuevos avances legislativos lo van a permitir». El tema, afecta a la soja, al algodón y al trigo; ya que el girasol y el maíz al ser híbridos los productores están obligados a comprar la semilla todos los años y ahí pagan la regalía o impuesto tecnológico. El asunto es que hasta ahora se lo venía abordando por el lado de la Ley de Semillas, muy embarrada en el Congreso desde hace tiempo, mientras que la novedad es que la jurisdicción para la parte comercial pasaría a recaer en la Ley de Patentes (de hecho, se anunció allí mismo que la soja Intacta RR2 Pro, supuesta causa del evento, «ya está patentada»), mientras que la de Semillas quedaría restringida más vale a los aspectos productivos y tecnológicos. Parece, también, que los sistemas de control que encontraron para el nuevo esquema son más que expeditivos, y llegan hasta los puertos donde se puede detectar mercadería no declarada, ya que dicen que la «trazabilidad» es prácticamente total.

… que otros comentarios variados versaron sobre el «tambero acosado por la AFIP», y el hecho para nada menor de que el tema lácteo sigue sin resolverse; el juicio por el uso aéreo de glifosato muy operado por algunos medios, y el continuo reclamo sobre todo de los bonaerenses, por el incremento impositivo que el gobernador Daniel Scioli determinó para la provincia. Según el comunicado de las rurales del sudoeste, «el revalúo es inviable». En la región, dicen, se invierten u$s 580 millones por cada campaña agrícola anual, y no se soporta una nueva carga como la que representan los nuevos montos del inmobiliario. El tema desvela a varios, cifra que se va incrementando a medida que los productores van haciendo las cuentas. Finalmente, otro tema de la semana fue el nuevo paro del SENASA por 3 días, conflicto que lidera APUMAG (el gremio que nuclea a los profesionales del área), que ya lleva varios meses sin resolución efectiva

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *