25 de agosto de 2012 12:35 PM
Imprimir

Don Mario en EE.UU.

Diferencias culturales

La gente del semillero Don Mario está exultante y les cuesta ocultar el orgullo de haber puesto un pie en los Estados Unidos. Participa con una red de ensayos y evaluación de materiales en 25 localidades y se prepara para vender semillas de soja en un mercado que mueve 2000 millones de dólares por año. “Es como ir a jugar al basquetbol en la famosa NBA, pero en el mercado de semillas de soja”, dice para el que lo quiera escuchar, Gerardo Bartolome.

Hasta el momento no han tenido mayores escollos en su desembarco empresario, salvo por una pequeña particularidad. Recuérdese que el nombre de la empresa Don Mario fue la consecuencia del humor estudiantil de los socios fundadores del semillero, que se achacaban indistintamente el nombre de Mario. Pero lo que les resultó imposible anticipar fue que denominarse Don en los Estados Unidos puede tener connotaciones distintas a la de estas tierras. Es que los “gringos” del Corn Belt americano remiten inmediatamente a los Don Corleone y a la mafia italiana.

Por las dudas, los ejecutivos de Don Mario se anticipan a aclarar en cualquier tipo de conversación que no tienen nada que ver ni con Vito, ni con Marlon Brando.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *