26 de agosto de 2012 21:25 PM
Imprimir

La automatización integral de la avicultura sanjuanina

Todas las tareas se han mecanizado y los controles se hacen por computadoras. Para la alimentación, recolección de huevos, cosecha de guano, ventilación y otras labores, se disminuyó notoriamente el uso de gente. Cada nave cuesta 1,8 millones de pesos

Ovocuyo SA la tiene muy clara. Y no es sólo porque produzca huevos. Es que según sus propietarios, sólo tecnificándose al máximo se puede continuar en esta categoría de negocios. Están armando un gran proyecto en calle Costa Canal, entre 7 y 8, en el costado Noroeste de Pocito, donde ya poseen una nave que alberga 25.000 gallinas, en condiciones totalmente automatizadas; está otra nave a medio terminar, que llevará otras 25.000 y para diciembre se esperan otras 25.000 más. Son unidades productivas que tienen 4 pisos de líneas de posturas, y en las próximas naves, otras 3 más, esperan aumentar a 50.000 gallinas en cada una, con 6 pisos. En volumen, la intención es llegar a diciembre de 2013 con 420.000 gallinas poniendo huevos.

Los titulares de la firma, que pidieron no ser identificados, expresaron a Suplemento Verde que trabajan con gallinas de color, de la raza Highland, que traen de otras provincias para poner huevos acá. El óptimo es llegar a 320 huevos por año, y lo hemos logrado, dijeron.

El proyecto, en plena ejecución, trata de lograr la total automatización del emprendimiento. Para ello, han incorporado líneas de postura de marca Hellmanns, de origen alemán, que tiene un alimentador de balanceado que se carga en forma automática, y cada una hora recorre de punta a punta las naves; además una cinta suave recoge los huevos; un boyero separa, para que el animal no pique el huevo, y hasta hay un freno, para que el producto no se caiga, y rompa. Todo automatizado. Las centrales, todas computarizadas, permiten manejar además la recolección de guano, que es mucho y les permite llenar un camión cada un día y medio de trabajo. La aireación, ventilación, traslado de huevos cosechados y otras tareas, todo, está automatizado.

Así, expresó el empresario sanjuanino, bajamos mucho la necesidad de mano de obra, es más, tenemos notebook y computadoras donde recibimos la información de todo lo que está pasando, y ahora lo haremos extensivo a los celulares. El sistema que están incorporando tiene piezas de Israel, donde lideran proyectos avícolas y también hay componentes de Holanda.

Ellos controlan sanidad y alimentación con un veterinario local que asesora semanalmente y un veterinario cordobés, que supervisa cada 45 días todas las labores.

En estos momentos, dijo el encargado de las naves, la tarea principal es controlar la higiene y la limpieza permanente, porque lo demás, está manejado por las máquinas, y es algo sencillo.

Desde Ovocuyo SA informaron que uno de los controles es tifus, producida por Salmonella spp, y los demás para mantener sano el numeroso grupo de gallinas. También la recolección de guano deber rápida y efectiva, de manera que utilizar hasta una hidrolavadora para eficientizar la tarea.

Máquinas, computadoras, cintas, carros… moderna avicultura. ¡Bienvenida!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario de Cuyo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *