27 de agosto de 2012 10:42 AM
Imprimir

ONU emite alerta por la peste porcina africana

UNION EUROPEA : La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Fao) pidió prestar atención a la peste porcina africana debido al alto riesgo de contagio de esta enfermedad animal, cuyo último brote se ha dado en Ucrania aunque ya se ha controlado, según explicó el organismo en un comunicado publicado la semana pasada y difundido por el organismo.

La peste porcina africana, un virus muy contagioso entre las cabañas de cerdos domésticos y de jabalíes, «puede propagarse a pasos agigantados cuando es introducida en nuevas zonas», explican desde la Fao a la agencia de noticias Efe.

Expertos del organismo de las Naciones Unidas consideran preocupante que la zona de expansión de la peste porcina africana, reducida durante décadas a África y a la isla italiana de Cerdeña -y erradicada de la península ibérica en la década de los noventa-, se extienda a áreas vecinas desde Rusia y el Cáucaso, donde se registran casos desde 2007.

Por tal motivo la Fao pidió a las autoridades nacionales y locales de esta región europea que se intensifiquen las “medidas de prevención y estar preparadas para responder en caso de que haya nuevos brotes”, alertó el jefe del servicio de veterinarios del organismo, Juan Lubroth, que vaticinó la posibilidad de nuevos brotes.

Países como Moldavia, Kazajistán y Letonia y zonas vecinas al foco del brote en Ucrania, que crían una parte importante de sus cerdos domésticos en el ámbito familiar, lejos de las explotaciones ganaderas estabuladas de mayor tamaño, presentan “elevado riesgo” de sufrir casos de peste porcina africana.

Los cerdos criados por pequeños productores con escasa seguridad, una alimentación basada en sobras de alimentos en forma sólida y líquida, sufren mayores riesgos de contraer la enfermedad, ya que una alimentación basada en residuos “es responsable del 97% de todas las nuevas infecciones”», según el documento de la Fao.

CONTROLAR LAS EXPLOTACIONES DE CERDOS DOMÉSTICOS. Las explotaciones domésticas son las más vulnerables y suelen infectarse en primer lugar y desde allí se transmite posteriormente el virus a las pequeñas explotaciones agrícolas comerciales y, eventualmente, a las explotaciones agrícolas industriales.

La Fao instó a cambiar la alimentación y a que se abandone el sistema basado en sobras de alimentos sólidos y líquidos, pero también reconoció el desafío de su puesta en práctica entre los pequeños productores ya que esa es una forma barata de mantener la producción.

El organismo destacó la rápida respuesta de Ucrania al sacrificar a los animales enfermos y poner en cuarentena a las poblaciones próximas a las cabañas infectadas, así como el hecho de que indemnizara a los ganaderos afectados, una manera de que las familias pobres que dependen de la cría de cerdos para su alimentación e ingresos no queden arruinadas.

Entre las manifestaciones más recientes de la peste porcina africana está el brote que sufrió Rusia en 2011, en el que 300.000 animales murieron o tuvieron que ser sacrificados y el país afrontó pérdidas por un valor de US$ 240.000.000.

El comunicado de la Fao también alerta del alto riesgo potencial para las grandes cabañas de jabalíes que viven en Francia, Italia y España, cuyo elevado número de ejemplares va en paralelo a una mayor población de cerdos domésticos en toda Europa occidental.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *