27 de agosto de 2012 12:57 PM
Imprimir

La faena, por dentro

Luego de varias campañas en las que, ante la falta de permisos de exportación y de competencia, los compradores se limitaron a tomar la abundante oferta a precios irrisorios, la situación parece estar cambiando. Ante sus necesidades financieras, el gobierno nacional se muestra más dispuesto a ‘abrir la canilla de los ROEs’, con lo que […]

Luego de varias campañas en las que, ante la falta de permisos de exportación y de competencia, los compradores se limitaron a tomar la abundante oferta a precios irrisorios, la situación parece estar cambiando.

Ante sus necesidades financieras, el gobierno nacional se muestra más dispuesto a ‘abrir la canilla de los ROEs’, con lo que el comercio de granos local vuelve a parecerse a un mercado de verdad. Así se observa una mayor competencia entre los compradores, quienes a través de sus precios intentan hacerse de la poca oferta que hay de mercaderías disponibles. A lo largo de esta semana los valores del trigo para los molinos fueron subiendo desde los 1.000 pesos hasta los 1.080 para mercadería artículo 12 sobre Buenos Aires y pagaban hasta 1.150 por trigos de buena calidad. También se observó un mayor interés de los molinos por captar volumen a través del Mercado a Término.

Una situación similar se vive en el maíz, donde los consumos de la zona del Gran Buenos Aires están pagando por el disponible valores de entre 800 y 820 pesos, lo que implica una suba de casi el 10 por ciento en la semana.

Luego de varias semanas de permanecer inmóviles, los valores del aceite de girasol fob mostraron una recuperación en los últimos días, cambio que fue reflejado en los precios del girasol disponible. Este se llegó a operar en US$ 415 e incluso registró una suba fuerte en los valores abiertos, que dieron un salto de 110 pesos del miércoles al jueves, a pesar de que Chicago venía operando en baja. En tanto, el mercado de soja operó poco volumen, a pesar de una importante suba de precios.

Fuente: Clarin

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *