28 de agosto de 2012 13:28 PM
Imprimir

La soja que siembra Córdoba tiene altos niveles de plomo

Un estudio realizado por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) reveló que existe un alto nivel de plomo en la soja sembrada en los centros urbanos, con índices que superarían los valores guía de Europa. Pero no es la única problemática que la siembra ha traído a la Argentina, ya que ha generado el desmonte del bosque nativo, la incorporación de semillas transgénicas y el uso prolongado y discrecional de glifosato, un pesticida asociado a las problemáticas de salud.

El informe fue realizado por investigadores del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal de la Universidad Nacional de Córdoba y el Conicet, a través  del cual detectaron altos niveles de plomo en la soja cultiva cerca de zonas
urbanizadas. Julieta Salazar, Judith Rodríguez, Gastón Nieto y María Luisa Pignata son los autores del trabajo publicado semanas atrás en la revista Journal of Hazardous Materials, donde se estableció que los niveles superan
hasta diez veces los admitidos por la Unión Europea para este metal pesado, que fue hallado en Despeñaderos, Ferreyra, General Cabrera, General Paz, Los Molinos, Bouwer, Malagueño, Río Tercero, Pozo de Tigre y Yocsina.

Es importante señalar que el plomo es un metal muy peligroso para la salud que -en dosis menores- ocasiona problemas gastrointestinales, neuromusculares y neurológicos, pérdida de memoria y de concentración, depresión, náuseas, dolor abdominal, pérdida de la coordinación, entumecimiento, fatiga, anemia y dificultad para hablar, aunque puede derivar en graves lesiones.

Fuente: El Diario de Carlos Paz

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *