29 de agosto de 2012 17:45 PM
Imprimir

Apicultores pampeanos afrontan un “combo de problemas” que los pone “al borde de la extinción”

LA PAMPA : Los apicultores de la provincia de La Pampa están atravesando una difícil situación que les hace cada vez más difícil mantener en pie sus emprendimientos. Aseguraron que es un “combo” de problemas que enfrentan, como la sojización, los bajos precios y la sequía, entre otros.

Claudio Gordillo, directivo de la Cooperativa de Doblas, explicó que la miel es un producto con escaso valor agregado y el 95 por ciento de la producción nacional se exporta.

“En estos momento el atraso cambiario impacta notablemente, un ejemplo de ello lo tenemos midiendo los valores en distintos períodos de tiempo: en marzo/abril de 2003 se llegó a pagar el kilo de miel $7,70 hoy los valores que se mantienen escasamente por encima de los 8 pesos por kilogramo. Simultáneamente se ha producido un notable incremento en los costos. Esto ha provocado una franca reducción de productores que tenían la apicultura como actividad principal”, advirtió.

Sojización

Uno de los principales factores que atentan contra la actividad apícola es “la composición geográfica de la floración ante el avance de la sojización y la implementación de técnicas agrícolas que han eliminado una gran parte de la flora natural de la cual se nutrían las abejas para producir su miel”, puntualizó Gordillo.

Este contexto hace que los productores pugnen por los pocos espacios aptos para la instalación de apiarios.

“El factor climático, la pérdida de la biodiversidad, los cultivos tradicionales y las prácticas agrícolas atestadas de plaguicidas, potentes herbicidas y fertilizantes atentan contra las abejas y su labor cotidiana en la producción de miel y derivados de la colmena. Estas son algunas de las tantas externalidades negativas de la producción agrícola extensiva”, dijo.

Crisis y restricciones sanitarias

Para completar el panorama negativo de la apicultura, la crisis en Europa también afecta. “Si nos remitimos a los principales compradores, hay datos poco alentadores: la crisis internacional que afecta especialmente a los países desarrollados, principales importadores de miel, en particular miembros de la Unión Europea, ha provocado serios inconvenientes. A ello se suman restricciones sanitarias en Europa, similares a las que vivimos con la aparición de los nitrofuranos hacía fines de 2003”, dijo Gordillo.

Y agregó: “estas restricciones no solo se plantean como obstáculo sino también como factor en la disminución del precio y con ello un notable deterioro de la rentabilidad”.

Altos costos de producción

El dirigente de la Cosedo mencionó los “costos crecientes de producción” que terminan por “erosionar” las posibilidades futuras de esta actividad alternativa y la posibilidad cierta de “mantener en pie emprendimientos apícolas como actividad central, más aún en la zona núcleo sojera, donde la apicultura parece estar condenada a la extinción total”.

“La problemática tiene varios aspectos a resolver, los cuales en el corto plazo no avizoran una solución”, afirmó Gordillo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario Textual

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *