30 de agosto de 2012 12:05 PM
Imprimir

Con el fin de desarrollar la industria local, incrementarán las tarifas de carnes importadas

La Cámara de Diputados sancionó con fuerza de ley incrementar la alícuota a las carnes que ingresan de otras provincias, para ello modificaron del artículo 5° de la Ley Nº 6.286, norma vigente que establece la Emergencia de los Establecimientos Industriales dedicados a la faena de ganado vacuno e Industrialización de subproductos ganaderos por el […]
La Cámara de Diputados sancionó con fuerza de ley incrementar la alícuota a las carnes que ingresan de otras provincias, para ello modificaron del artículo 5° de la Ley Nº 6.286, norma vigente que establece la Emergencia de los Establecimientos Industriales dedicados a la faena de ganado vacuno e Industrialización de subproductos ganaderos por el término de 180 días e incorpora al Artículo 12 Inciso d) de la Ley Tarifaria 2071.

 

La norma aprobada por los diputados incorpora al citado artículo de la ley tarifaría, el siguiente ítem la “Comercialización de carnes vacunas provenientes de otras jurisdicciones aplicando el 5,50%”, que hasta la sanción de esta ley se aplicaba el 3%.

El proyecto promovido por el Ejecutivo Provincial en los argumentos que dieron origen a la ley sancionada precisó que “el motivo de tal solicitud se funda en la necesidad de incrementar los ingresos derivados del presente concepto con destino al “Fondo Provincial de Desarrollo de la Cadena Cárnica” con el único fin de mejorar el financiamiento de las políticas públicas activas de promoción y desarrollo de la industria frigorífica local, con sus respectivas implicancias en el mantenimiento y crecimiento de las fuentes de trabajo generadas en todo el eslabón de la cadena cárnica”.

La iniciativa fue analizada en el ámbito de la Comisión de Hacienda y Presupuesto que emitió dictamen favorable aconsejando al Cuerpo su aprobación confirmado por los diputados Fabricio Bolatti, en su carácter de presidente de esa cartera y sus pares Ricardo Sánchez y Mirta Morel, además contaba con la firma de la diputada Irene Dumrauf, que en oportunidad de su tratamiento cambio su posición votando por el mantenimiento en cartera junto con sus pares de bancada, posición a la que se sumó el bloque NEA, por su parte Carlos Martínez del bloque Libres del Sur, manifestó su abstención en la votación.

Finalmente la norma se sancionó con 17 votos positivos de la bancada justicialista, posición a la que se sumaron los diputados del bloque Frente Grande Fabricio Bolatti y Daniel Trabalón, de la Concertación Forja Raúl Acosta y Ne.Par Juan José Bergia.

Fundamentos

El titular de la Comisión de Hacienda Fabricio Bolatti explicó que este incremento es una iniciativa remitida por el Ejecutivo y tuvo dictamen dividido de la Comisión de Hacienda “los legisladores del justicialismo y el Frente Grande aconsejamos su aprobación porque este proyecto tiene que ver con la promoción de la actividad frigorífica del Chaco, la faena realizada en la provincia en los frigoríficos y su posterior comercialización”.

“Se propone incrementar la alícuota del pago de impuesto a los ingresos brutos del 3 al 5.5 por ciento para la comercialización de carne vacuna de otras jurisdicciones. Este impuesto constituye una ventaja para la industria frigorífico local por sobre la carne que viene de otras provincias y busca promover la actividad atento a la realidad que vivimos, como el corrimiento de la frontera agropecuaria con el aumento de la superficie destinada a la soja que ha hecho que la actividad pecuaria se traslade al norte del país y el Chaco ha sido una de las provincias que ha incrementado el número de cabezas de ganado, incrementando el stock”.

“La idea – remarcó – es que los frigoríficos locales tengan ventaja por sobre los frigoríficos de otras provincias, generando empleo y mayor actividad económica en el Chaco. Hay sectores que se comunicaron como la sociedad rural advirtiendo que este impuesto podría ser la causa para un incremento en la carne pero no compartimos este criterio, entendemos que esto podría ser así si no habría oferta interna y debiéramos comprar de afuera obligatoriamente, pero esto no ocurre así, ya que la provincia ha logrado abastecer y satisfacer las demandas de su mercado interno. Lo recaudado en este impuesto será destinado al fondo de promoción para la actividad frigorífica en la provincia, destinamos para el fortalecimiento de la actividad local. Este efecto tiene relación directa con los regímenes de promoción industrial que hace que una actividad sea más ventajoso en un territorio de otro”.

Bolatti señaló que hay más de 15 mil productores, de los cuales el 80 por ciento tiene menos de 100 cabezas de ganado y el 20 por ciento son los que acumulan y que integran estos sectores que están planteando un efecto negativo. Esos sectores venden cabezas de ganado a frigoríficos que están fuera de la provincia y piensan que se van a perjudicar, pero no será así, porque el impuesto se cobra para el ingreso de la carne”.

Más adelante, destacó que se debe generar mayor capacidad de intervención del Estado en el control y generando políticas que apunten a esto y que existe una capacidad frigorífica instalada en la provincia que incluye a las cooperativas “por ejemplo, CTC de Puerto Vilelas que hoy la constituyen sus ex trabajadores, que ha sido recuperada y tiene una importante capacidad de faena y otra como el Frigoríficos “Resistencia” expropiado por esta Legislatura recuperado por los trabajadores y que duplicó su planta desde la administración autogestionada, también para ellos esta iniciativa será una buena noticia y una nueva oportunidad”.

El titular de la Comisión de Agricultura Livio Gutiérrez expresó sus objeciones a esta iniciativa señalando que “la ley de aumento de alícuota a la comercialización de carne vacuna es violatoria del Pacto Fiscal, que tanto defiende el Gobierno, porque no solo no baja los impuestos provinciales en segundo lugar de los que hablo en su origen, como condicionar los impuestos a que el establecimiento se halle radicado en el territorio de la jurisdicción respectiva. Este pacto o acuerdo fiscal al afectar la distribución del poder tributario, especialmente con respecto a las provincias -que debieron restringir sus facultades en materia de tributos que le eran propios y de un gran significado recaudatorio-, originó una inminente necesidad de recaudar, pero ello no las autoriza a reclamar tributos sin límite, ni a violar los pactos por los que se comprometieron, a despecho de nuestro régimen federal”.

“Por su parte – citó – Bulit Goñi opina que las provincias y las municipalidades pueden aplicar tributos que recaigan sobre actos o actividades de comercio interjurisdiccional, siempre que ellos no menoscaben o impidan dicho comercio, no tuerzan las corrientes naturales de circulación y de tránsito, no sean discriminatorios, no se apliquen por el origen o el destino de los bienes o vehículos, no operen como aduanas interiores o medidas de protección económica”.

“En este orden de ideas – precisó – han sido vastos los pronunciamientos referentes al comercio interjurisdiccional; así, y según palabras de la Corte Suprema de Justicia, “lo que no puede hacer la provincia, es gravar de una manera distinta a los artículos similares que llegan de otra provincia, o de las aduanas exteriores, que a los producidos en ella” sostuvo y siguió citando antecedentes constitucionales y fallos jurisprudenciales “indudablemente repercutirá en el precio final del consumidor chaqueño”, afirmó.

El titular de Parlamento chaqueño Eduardo Aguilar se sumó a este debate haciendo una serie de aclaraciones remarcando que “el único fin recaudatorio de la ley es la modificación de la ley el artículo 5º, esta es una política más de promoción frigorífica y los fondos recaudados van a esa industria”.

El legislador expuso que “hay un conjunto de promociones de la industria local que no tiene que ver solo con lo tarifario, desde el 2007 en adelante ayudamos con cursos de capacitación para sus operadores con créditos, ayudando en la comercialización a gran escala, porque compite con frigoríficos de gran escala del norte de Santa Fe, esos tienen aprovechamiento completo del conjunto de sus productos que generan la cadena cárnica, fundamentalmente lo que tiene que ver con el aprovechamiento de cuero”.

“Nuestro industria frigorífica –consideró- requiere un conjunto de políticas promocionales, mirando el desarrollo de la industria de la provincia se ha constituido un gran stock ganadero, hablamos de agregar valor a lo local, hoy tenemos 13 frigoríficos de categoría “B” y “C”.

Aguilar advirtió que “la industria no se va a desarrollar por arte de magia, hacen faltan muchas medidas promocionales, de capacitación, de créditos y medidas que tengan la intención de reunir fondos que se integran a un fondo fiduciario” para concluir aseguró que “todos los esfuerzos son necesarios para el desarrollo de nuestra industria, industrializar en el Chaco es contra natura y aun así lo tenemos que hacer”.

El diputado de “Bases y Principios” Jorge Luis Varisco expresó “es curioso volver a intentar modificar el Código Tributario para aumentar el margen recaudatorio, se acude a ello en circunstancias donde se necesitan contar con recursos. Los mensajes del Ejecutivo vienen indicando que el 2012 va a ser cada vez más negativo y va a requerir de mayor esfuerzo para mantener a la provincia. En este orden y últimamente frente a los reclamos salariales, se ha venido escuchando el reconocimiento de carecer de recursos por parte del Ejecutivo, porque la coparticipación no llega en tiempo y forma o porque no se puede pelear contra los índices de costo de vida”.

“Es necesario hacer un parangón con una situación similar que se planteo hace dos años donde se modifico la Ley Tarifaria –recordó- aduciéndose que la venta o la compra de automóviles realizada por concesionarios y patentados en el Chaco era tal que había que aumentar la alícuota para los patentamientos, el argumento era que eso iba a venir a sanear la recaudación y que iba a otorgar beneficios que nadie sabe a quién benefició, lo cierto es que hace 2 semanas atrás derogamos esa ley”.

“Lo mismo – comparó – va a suceder con la presente, porque lo que no se está analizando es que cantidad de frigoríficos hay instalados en el Chaco y cuál es la salubridad empresarial o de gestión. El punto es cuantos frigoríficos subsistirían sin la ayuda del Estado, hoy esta el planteo si queremos potenciar al Chaco. Aumentar los impuestos no es una política saludable eso es legislar sobre la artificiosidad de algo que no se tiene”.

El titular del bloque justicialista Ricardo Sánchez lamentó la posición adoptada por el bloque aliancista “esta es una modificación que beneficia a la industria frigorífica local. Somos exportadores de terneros, por un lado esta modificación tiene un fin recaudatorio, pero también un claro impulso a la industria local. Por cada 1000 kilos de carne se paga hoy 33 pesos que se elevarán a 55 pesos y también es una forma de incentivar a que la carne local se termine faenando en nuestra provincia”.

“Felicito a Peche – ironizó – porque hay que tener mucho valor y mucho coraje para plantear públicamente estar en desacuerdo con todo lo que se ha hecho en materia de desarrollo de nuestras cabañas y productores ganaderos chaqueños, parece que ni leyó los diarios porque si no hubiera visto que por ejemplo, tenemos el remate anual de cabañas chaqueñas integradas que es fruto del trabajo del Gobernado Capitanich y el Ministro Orban, en otra parte de los diarios también sale el 8vo remate de productores en El Zapallar también de establecimiento chaqueños integrados, entonces, hay que tener coraje para plantarse ante esos productores y decir que no está bien, que no está bien que el Banco del Chaco con el direccionamiento y política correcta se apuesta a otro Chaco distinto al que usted ve desde su banca”.

El diputado de Libres del Sur Carlos Martínez manifestó sus dudas respecto al proyecto precisando que “hace 16 años se creó por la ley de promoción industrial un fondo para el desarrollo, es decir que hay algo que figura en la ley para apoyar la industria local” y agregó “me parece una medida muy aislada, una medida recaudatoria puramente fiscal, no me queda claro que sea integral el efecto que tenga en esta cuestión” dijo adelantando su abstención.

El diputado del NEA Sergio Vallejos fundamentó la posición de mantener el proyecto en cartera expresando las dudas que generan tanto los beneficios como los perjuicios de una norma como esta “si analizamos este esquema que se propone con esta ley hacia el futuro, en lugar de estar favoreciendo la industria provincial lo que vamos a estar es propendiendo el aislamiento y generar en los productores la imposibilidad de elegir”.

“No es este el esquema más propicio – aseguró – por eso promovemos el mantenimiento en cartera. Debemos convocar a este debate con todos los que están involucrados en este tema, porque es importante que en un tema prioritario podamos darle a todos la posibilidad de ser escuchados”, sugirió.

El jefe de la bancada aliancista Carim Peche defendió la postura de su bloque afirmando de que a este proyecto se lo debería haber analizado con más tiempo y detenimiento y recordó “las veces que la provincia necesito del acompañamiento de este bloque con proyectos fundamentados, que apostaban al crecimiento siempre hemos acompañado, y a pesar que acompañamos el tiempo nos dio la razón sobre las advertencias que hicimos. Esta iniciativa está directamente destinada a recaudar. Es cierto que hemos mejorado la genética de los animales, es cierto que hay alguien que compra en nombre del Estado los remates y hay que preguntarle a los productores que opinan. Este aumento va a ser trasladado al consumidor y esto hay que aclarar no vamos a aceptar que nos digan que no acompañamos el crecimiento del Chaco”.

El diputado Martín Nievas realizó un análisis respondiendo a los dichos de la bancada aliancista “cada provincia es soberana, sin que viole la Constitución está generando lo que se reconoce como una política fiscal y estamos autorizado con políticas parafiscales, indirectamente estamos promocionando la industria chaqueña, es decir en iguales condiciones, vamos a favorecer lo nuestro”.

“Nadie – indicó – puede quejarse de una discriminación. Estamos protegiendo a nuestros productores, le estamos dando vuelto para no terminar favoreciendo a la industria frigorífica para industrializar a la mayor cantidad de ganado. Como forma de una conciencia industrial sería importante que este tipo de medidas sea apoyada por el conjunto”, aconsejó.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario Norte

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *