31 de agosto de 2012 04:19 AM
Imprimir

Demanda de granos se duplicará en 30 años

El Farm Progress Show, que se realiza todos los años en el llamado “Midwest” de Estados Unidos, tiene fama de ser la feria más importante del mundo de adelantos en agricultura. En términos de espectacularidad, más de uno quedará decepcionado. Aquí no se ven funciones de entretenimiento, no se consume alcohol, está prohibido fumar, no […]

El Farm Progress Show, que se realiza todos los años en el llamado “Midwest” de Estados Unidos, tiene fama de ser la feria más importante del mundo de adelantos en agricultura.

En términos de espectacularidad, más de uno quedará decepcionado. Aquí no se ven funciones de entretenimiento, no se consume alcohol, está prohibido fumar, no hay hermosas promotoras, los stands son sencillos, todo muy sobrio, acorde con la tradición puritana de esta región.

Sin embargo, las principales compañías agrícolas del mundo traen aquí lo último que tienen en materia tecnológica y exponen los avances en sus investigaciones, con información sobre los productos que tienen proyectado lanzar al mercado en los próximos años.

Hay básicamente tres áreas en las que las empresas están poniendo énfasis: desarrollos biotecnológicos de semillas, mejoramiento de variedades y perfeccionamiento de las prácticas agronómicas. Las tres áreas son igualmente importantes.

El desarrollo biotecnológico tiene que ver con la introducción en ciertas plantas de genes de otras especies para hacerlas resistentes a distintas condiciones del ambiente o a herbicidas o insecticidas específicos, con el fin de que puedan ser cultivadas con una optimización del uso de agroquímicos. Tal es el caso, por ejemplo, de la semilla Roundup Ready, que se usa en Paraguay para la soja, tolerante al herbicida glifosato.

En la región hay alrededor de 30 eventos biotecnológicos aprobados en organismos genéticamente modificados que se están utilizando en agricultura.

El mejoramiento de variedades es diferente, porque implica la introducción de genes de otras variedades, pero de la misma especie, con el fin de que obtengan resistencia, por ejemplo, a la sequía o a distintas enfermedades. Es lo que han hecho los agricultores desde siempre a través de los injertos y las cruzas, para obtener semillas híbridas que se
adapten mejor a determinados entornos.

Las empresas les están dando la misma importancia a ambas vertientes, aseguró Robb Fraley en una conferencia durante el Farm Progress Show. Fraley es el máximo responsable de tecnología de Monsanto, una de las compañías líderes del sector, y todo un gurú en el campo de las investigaciones agrícolas.

Indicó que una clara muestra de ello es que Monsanto dedica la mitad de su presupuesto anual de 1.400 millones de dólares en investigación y desarrollo a biotecnología y la otra mitad a mejoramiento.

En el área de soja, que más interesa al Paraguay, en biotecnología la novedad más importante de la empresa ha sido el lanzamiento de la semilla Intacta, ya aprobada en Brasil y Argentina, que no solo es tolerante a herbicidas, sino que tiene composición genética para contrarrestar el ataque de una multiplicidad de insectos presentes en esta región.

En el área de mejoramiento, mencionan la incorporación de un gen del maíz de Filipinas que es naturalmente resistente a la rotura de tallo, por citar un ejemplo.

Fraley se refirió también a una nueva tecnología que están estudiando para introducir en hortalizas moléculas biológicas que inhiben naturalmente la resistencia de insectos y malezas. Aclaró que no se trata de modificación
genética, sino de combate a plagas por medios naturales, con lo cual se reduciría el volumen de agroquímicos y se mejoraría el rendimiento.

No menos importante es el sector de optimización de las técnicas agronómicas. Se está prestando mucha atención a prototipos que están desarrollando empresas de maquinaria para el cultivo diferenciado e integrado de distintas variedades en un mismo terreno.

La idea es que, por medio de mapeos satelitales, las máquinas reciban información de las características del suelo dentro de un mismo campo para seleccionar qué semilla debe plantar en cada tipo de superficie y en qué densidad, con el fin de racionalizar tanto el uso de semilla como de químicos y para evitar el estrés de las plantas y del suelo en áreas menos aptas. Hay muchas otras novedades interesantes en la muestra.

Fuente: ABC

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *