1 de septiembre de 2012 09:45 AM
Imprimir

Precios de las mejores haciendas gordas se dispararon en la presente semana

URUGUAY : La necesidad de algunas industrias de completar con urgencia los compromisos de negocios kosher generó una demanda agregada sobre una oferta muy pobre y los valores de las mejores haciendas para abasto se dispararon en el correr de la semana.

Se conoció la concreción de negocios a U$S 3,70 a la carne e inclusive se manejan algunas operaciones por arriba de ese valor, pero son las excepciones que siempre se plantean en esta época del año cuando se combinan factores como lotes de muy buena calidad, bien ubicados y una industria con necesidad de completar embarques.
Al comienzo de la semana un operador con larga experiencia planteó que el mercado “estaba muy próximo al techo”, pese a que es una realidad la oferta muy baja. Sin embargo, efectivamente se hicieron negocios por arriba de las cotizaciones de punta que predominaban en ese momento del orden de U$S 3,65 a la carne por los mejores novillos. Pero en el transcurso de la semana próxima se completarán las faenas con destino a Israel. Los encargados del control de esta faena ritual estarán regresando entrado el mes de octubre, por lo que cederá la presión de la demanda.
Se sumará a ello el hecho que varias industrias interrumpirán su actividad por algunas semanas unas y otras hasta un mes, otorgando licencia a su personal y realizando mejoras y tareas de mantenimiento en las plantas, sostiene el informe de Negocios Ganaderos. Por esas situaciones se estima que la escalada de precios debería situarse muy próximo a los niveles actuales. A favor de esta posición se plantea el hecho que hay varias plantas que están lejos de los precios de punta, resistiéndose inclusive a pagar U$S 3,60 por novillos.
Las vacas cotizan hasta U$S 3,50, pero el valor más común se ubica U$S 5 centavos abajo.
comportamiento
El mercado de haciendas este invierno ha tenido un comportamiento razonablemente bueno. Lo mejor se vio en las categorías de reposición, en tanto que para el gordo, tal como se suponía iba a suceder, hubo más dificultades, aunque no impidieron la suba de los precios, favorecido mucho más por la escasez de oferta que por la presión de la demanda.
La oferta es poca y se hace valer. Eso se aprecia de forma más clara en los primeros pasos de la cadena. Cuanto más próximos a la faena –donde empiezan los problemas de demanda– más peso empiezan a tener las señales contradictorias que llegan desde los mercados internacionales.
El precio del ternero actualmente es alrededor de 30% superior al del novillo gordo, relación necesaria para promover una buena dinámica de la actividad de cría y en los máximos históricos de los últimos tiempos. Pero, aunque necesaria, no es suficiente. El problema viene por el lado de la competencia por la tierra. La tentación de hacer soja en todos los campos potencialmente cultivables, con precios que ayer llegaban a U$S 540 por tonelada para la cosecha de mayo, es enorme. Pero más allá de que los mercados evolucionaron de mejor forma para la reposición que para el gordo, en este último caso las cosas no vienen mal. Las condiciones del mercado al inicio de la pos zafra no permitían ser muy optimistas en cuanto a un significativo premio para las semanas de menor oferta. Sin embargo, hubo una mejora de más de U$S/k 0,20 para las carcasas de novillos. Nada disparatado, pero mejora al fin, dice el informe.
ovinos
En ovinos se mantiene un bajo nivel de actividad, aunque esta semana por lo menos algunas industrias establecieron cotizaciones para categorías adultas que ni siquiera tenían precio días atrás.
Para el cordero pesado distintas plantas coinciden en una propuesta de U$S 3,50; para el borrego, según información que recogió el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), hay ofertas entre U$S 3,20 y U$S 3,40, por capones se sugieren cotizaciones desde U$S 2,90 a 3 y para las ovejas el rango es más amplio: entre U$S 2,50 a U$S 2,80. Un operador del Norte afirmó que tenía un lote ofrecido hace algunos días y no logró colocación.

Fuente: El Telegrafo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *