1 de septiembre de 2012 10:00 AM
Imprimir

El Greyman, un vacuno con futuro en el Norte

Fruto del trabajo de Genética del Este, nació el primer ternero de una raza que producirá carne en clima riguroso.

“Y finalmente nació el primer Greyman de la Argentina, que comenzó como un sueño y se convirtió en un gran trabajo”, dijo con satisfacción Ezequiel Sacks, director de Genética del Este, empresa donde se desarrolló y concluyó el proyecto.

Este es el resultado del trabajo de investigación llevado adelante por Genética del Este, empresa de la familia Sacks, junto con un importante grupo de productores de la Asociación Argentina de Murray Grey. El ternero nació el 23 de julio pasado en el establecimiento La Emma, ubicado en Punta Indio, provincia de Buenos Aires, el primer ternero Greyman.

Desde su fundación, la empresa ha trabajado para el desarrollo de un Angus productivo, que contribuya en los sistemas de cría promoviendo la rentabilidad de sus toros, vientres, terneros y semen.

Según explicaron en la empresa, para este proyecto se utilizaron embriones Murray Grey puras de pedigree cruzadas con toros Brahman puros, dos razas absolutamente complementarias que van a aportar a través de este nuevo ejemplar una enorme oportunidad para el nordeste (NEA) y Noroeste Argentino ( NOA).

La raza Murray Grey fue introducida en la Argentina por la citada empresa en los primeros años de este siglo, cuando por consejo de Don Nicol (renombrado asesor genético australiano a nivel internacional), importa embriones y semen desde Australia. A partir de ahí se formó el primer rodeo Murray Grey puro de pedigree de la Argentina.

Según se explicó, esta raza habría surgido por mutación a partir de individuos de la raza Angus negro, lo que le otorga la característica de ser una raza británica (Bos taurus) una condición que es sinónimo de máxima calidad en la producción de carne.

Entre sus cualidades en el rodeo se pueden destacar su docilidad (es muy manso en el manejo y cabe destacar que en su totalidad son mochos). Su pelo es de color grisáceo con tonalidades, pigmentación en las mucosas (hocico y párpados) y pezuñas negras. Todas estas cualidades le otorgan al animal enormes ventajas en climas rigurosos de altas temperaturas, como en el norte argentino.

Se caracteriza también por su precocidad, facilidad de parto y calidad de res, produciendo carne tierna con un marmoleo (veteado de grasa justo).

Se adapta perfectamente, tanto a sistemas pastoriles como al engorde en corral.

Rusticidad

Por su parte, la raza Brahman le aporta el color, adaptación, rusticidad, supervivencia en zonas de climas extremos en temperatura.

Según informa en su página web la Asociación Argentina de Brahman, la raza ingresó en el país en 1941 proveniente de los Estados Unidos con destino al norte de la provincia de Santa Fe. En la formación del Brahman Americano intervinieron cuatro razas índicas o cebuinas: Guzerat, Nelore, Gyr y Krishna Valley, que llegaron a los Estados Unidos a partir de 1854.

Como raza cruzante, se ha constituido en un aporte insustituible para la producción de novillos aptos para diversos destinos, con gran aceptación de sus carnes en los cinco continentes.

“Este es el primero de muchos terneros que nacerán esta primavera en las provincias de Chaco y Santa Fe, que marcarán en la zona un nuevo rumbo de la ganadería argentina”, concluyó Ezequiel Sacks.

Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *