1 de septiembre de 2012 22:25 PM
Imprimir

De la mano de la soja

En 2013 la soja aportará U$S 5.000 millones extra. Con este sólo adicional de divisas que brindará el agro se podrán asegurar los dólares necesarios para solventar la deuda en moneda extranjera estipulada para todo 2013, sin afectar el nivel de reservas.

• Por retenciones le ingresarán al fisco alrededor de 12 mil millones de pesos, lo que también otorgará un cierto margen a las cuentas del Tesoro.
• En el global, entre la mayor cosecha y el impulso de las actividades relacionadas al agro, podría aportarse un piso de 1 punto porcentual al crecimiento del PBI durante 2013.

Para 2013 la soja volverá a ser un factor clave para el desenvolvimiento de la economía del país, a partir de una muy buena cosecha y precios que se mantendrán en récord histórico. De la mano del complejo oleaginoso ingresarán al país alrededor de U$S 25.500 millones, es decir U$S 5.200 millones más que en 2012. Este ingreso de divisas otorgaría un alivio ante la escasez de dólares que existe hoy en el circuito de la economía.

Los U$S 5.200 millones constituyen más de 30% de la mayor oferta neta de divisas que habrá en 2013 a partir del mejoramiento en el intertercambio que habrá con el mundo (a raíz de perspectivas más positivas para el escenario internacional, sobre todo para Brasil), el freno en la caída de depósitos en dólares y los menores vencimientos de deuda que deberán afrontarse en la moneda extranjera.

Incluso con este sólo adicional de divisas que brindará el agro se podrán asegurar los dólares necesarios para solventar la deuda en moneda extranjera estipulada para todo 2013, sin afectar el nivel de reservas.

Al fisco, por su parte, podrían ingresarle mediante retenciones alrededor $12.000 millones pesos, lo que le daría cierta holgura ante un año electoral donde el Gobierno continuará motorizando el gasto. Este monto, para dar una idea de su magnitud, es asimilable a lo que hoy se desembolsa para cubrir el plan de las Asignaciones Universales por Hijo.

Por último, a partir de la cosecha récord, el cultivo estrella traerá consigo un efecto multiplicador sobre todas aquellas actividades asociadas con el sector agrícola. Por el lado de la industria de la molienda, se contará una mayor cantidad de porotos de soja para la fabricación de harinas y aceites. En cuanto los rubros de maquinaria agrícola, agroquímicos, servicios y transporte, se reactivará la demanda, mediante el mayor poder adquisitivo del sector agrícola.

En el global, entre la mayor cosecha y el impulso de las actividades relacionadas al agro, podría aportarse un piso de 1 punto porcentual al crecimiento del PBI durante 2013.

Hay dos factores que son fundamentales para explicar este ingreso extra de divisas:

• El clima y la mayor cosecha
• Precios internacionales elevados
El Niño y la cosecha récord

+ Se espera una mayor área sembrada de soja, impulsada por los altos precios internacionales, la reducción de siembra en el trigo y debido a que la implantación de maíz requiere de una mayor inversión inicial, para un productor agropecuario que cuenta con menor margen de liquidez, luego de dos sequías consecutivas.

+ Para la campaña que viene se estima una producción de 54 millones de toneladas, muy cercana a los 55 millones de toneladas alcanzadas para el año 2009. El Niño traerá bajo el brazo buenas lluvias para el área núcleo del agro y aportaría excelentes rindes a los cultivos.

– El riesgo latente pasa por potenciales excesos de lluvias, que podrían causar inundaciones en diferentes zonas del área agrícola nacional.

Fundamentals aseguran precios internacionales elevados

Desde el lado de los fundamentos para 2013 se mantendrán los precios elevados que acompañaron durante este año. Ello radica fundamentalmente en la fuerte sequía que atraviesa los Estados Unidos, que es la más grande en los últimos 50 años.

A su vez, la relación demanda/stock a nivel global podría ser menor a la que se venía estimando hasta el momento. De acuerdo a un relevamiento en los campos de Estados Unidos, los números de producción en ese país (principal productor a nivel mundial), podrían ser menores a los estimados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para el mes de agosto, donde se estimaban alrededor de 73,3 millones de toneladas.

El aspecto financiero también juega a favor. En primer lugar, Europa no empeorará más su situación de cara a 2013, e incluso se espera cierta mejora. Este hecho anticipa que no habrá una apreciación del dólar mayor a la que se produjo en 2012.

Mientras que se mantendrá una elevada liquidez en la economía mundial debido a que los bancos centrales de los principales potencias continuarán manteniendo tasas bajas.

Fuente: Mercado

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *