2 de septiembre de 2012 22:08 PM
Imprimir

Una de cal y una de arena : Coyuntura de la industria de la carne

El INTI y la Municipalidad de Ceres firmaron esta semana un acuerdo mediante el cual se formalizó la entrega del histórico frigorífico local, refaccionado en su totalidad y con un nuevo equipamiento listo para funcionar. En Santa Elena, los trabajadores manifestaron su bronca por el cierre.

El INTI estuvo a cargo de la refacción total del frigorífico y de equiparlo con un moderno sistema de tratamiento de efluentes. La puesta a punto del frigorífico de Ceres se llevó a cabo en el marco del Programa Integral de Mataderos (PIMA), a partir del cual el INTI está construyendo y refaccionando un total de ocho frigoríficos en distintas localidades del país con el objetivo de reactivar la economía regional del sector. Los técnicos del Instituto estarán a cargo de la capacitación de los trabajadores, que serán entre 20 y 25 personas en una primera etapa. Tanto el proceso de formación como la asistencia técnica necesaria para la puesta en marcha del frigorífico se llevarán a cabo en las próximas semanas, y se prevé que la planta esté en pleno funcionamiento hacia fines de septiembre.

Durante la firma del convenio, el intendente de Ceres, Camilo Busquets expresó: “La apertura del frigorífico es un acontecimiento que Ceres esperó toda una vida, desde que se cerró, allá por el año 69. Era un matadero del que vivía mucha gente”, y agregó, “hay mucho entusiasmo por el crecimiento y el desarrollo que puede llevar el frigorífico a la región. Se abre una expectativa muy linda para la comunidad”. Por su parte, el presidente del INTI, Ricardo del Valle, se refirió al rol activo del Instituto en el acompañamiento de los municipios provinciales: “Tiene que ver con los dos conceptos que están enmarcando la nueva política industrial desarrollada por el INTI, por un lado, la federalización de la industria, que significa llevar y desarrollar industria en el interior, en el país federal. Y por otro, industrializar la ruralidad: estar con las comarcas más pequeñas que hoy están dando un salto cualitativo en su desarrollo y la idea es, justamente, apoyarlas en su ruralidad.”

Capacidad de faena

El frigorífico de Ceres cuenta ahora con capacidad para faenar 50 bovinos y 100 porcinos a diario y posee un moderno sistema de tratamiento de efluentes. Cuenta con una planta purificadora de agua con capacidad para abastecer a la ciudad en caso de emergencia hídrica. Además, dispone de cámaras de frío y de un lavadero de camiones. Las instalaciones fueron refaccionadas y construidas teniendo en cuenta las normas higiénicas y sanitarias que requiere el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

Estuvieron presentes en la firma del convenio, Ricardo del Valle, presidente del INTI, José Luis Esperón, vicepresidente, Jorge Bengolea, gerente regional, Eduardo Malis, director del Centro de Carnes, María Elisa Catani, gerenta de legales, todos ellos miembros del INTI. En representación de la Municipalidad de Ceres, estuvieron el intendente Camilo Busquets, Pablo Bertero, secretario de producción, y Jorge Sanz, secretario de obras públicas.

Nostalgia y reactivación

El frigorífico de Ceres fue inaugurado por primera vez en el año 1952, y durante casi 20 años alimentó a miles de familias santafesinas. Cerró sus puertas en el año 1969, sin embargo, el mítico edificio nunca dejó de ser añorado por los habitantes del pueblo, ubicado a 266 km al noroeste de la ciudad de Santa Fe. ‘En Ceres siempre se habló del frigorífico, todos los productores pedían que se reabriera”, aseguró emocionado el intendente Busquets. Además de la reactivación económica y la conexión regional, la puesta en marcha del frigorífico tiene una gran carga simbólica para la comunidad de Ceres, que hoy cuenta con 23 mil habitantes.

 

 

Crisis nacional

El frigorífico Santa Elena, Entre Ríos, despidió a parte de sus empleados y anunció que próximamente cerraría sus puertas al no poder pagar salarios. Como respuesta los trabajadores nucleados en la Federación Gremial del Personal de la Industria de la carne, que conduce Alberto Fantini, tomaron esta semana la planta. La empresa esgrime que los despidos son a raíz de lasque mantiene el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, al que provee desde el frigorífico con sus alimentos. Por su parte, el secretario de organización del gremio, aseguró que ya habían advertido a distintos funcionarios de la Nación y de Entre Ríos el conflicto que se iba a desatar con los consecuentes despidos por no pagar al frigorífico. “Esta no es una situación aislada sino que es parte de una crisis en la industria como fue el cierre definitivo la semana pasada de la planta santafesina de Venado Tuerto. No podemos permitir ante la crisis de la actividad, sumar este problema y se quiera tomar de rehenes a los trabajadores del frigorífico”, manifestaron.

 

CAMPO_P3.JPG

 

Ahora. En Octubre 2011 las mejoras realizadas invitan a soñar un futuro distinto para el establecimiento.

 

 

Programa integral de mataderos

Dicho programa prevé que los frigoríficos sean administrados mediante consorcios integrados por cooperativas y productores locales, liderados por los municipios y controlados por el INTI, el Ministerio de Acción Social y el Ministerio de Trabajo. El proyecto se concretó gracias a la asistencia financiera del Ministerio de Industria y la colaboración del Ministerio de Trabajo. La inversión, que tiene alcance nacional, fue de 40 millones de pesos. Actualmente, el INTI está trabajando en la instalación de frigoríficos en otras siete localidades del país.

Fuente: El Litoral

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *